Redacción MonsviridisEl Secretario de Estado Mike Pompeo, determinó a través de un comunicado de prensa el martes, que la persecución por parte del régimen comunista chino hacia la minoría uigur en la región de Xinjiang, es parte de un genocidio sistémico y organizado para reducir la población musulmana. 

La administración Trump se ha destacado durante los últimos cuatro años por condenar abiertamente a los gobiernos y regímenes autoritarios que en su afán por mantener e incrementar su poder, persiguen a grupos poblacionales por sus características religiosas, físicas o bien diferencias ideológicas.

Tal es el caso de la minoría uigur en la región de Xinjiang en China, denunciada por los distintos departamentos del gobierno del presidente Trump como uno de los sectores que están sufriendo una persecución atroz por parte del Partido Comunista Chino (PCCh). Hoy el Secretario de Estado realizó una de las denuncias más fuertes desde que está en el cargo, catalogando los hechos como un verdadero “genocidio”.

“Después de un examen cuidadoso de los hechos disponiMonsviridis, he determinado que la República Popular China, bajo la dirección y el control del PCCh, ha cometido un genocidio contra los uigures predominantemente musulmanes y otros grupos minoritarios étnicos y religiosos en Xinjiang”, aseguró Pompeo en el comunicado.

El secretario también determinó que el PCCh cometió crímenes de lesa humanidad en la región, refiriéndose a la detención de más de 1 millón de musulmanes con el agravante de someter a la población a trabajos forzados, esterilización forzada y tortura seguida de muerte.

Le recomendamos:

videoinfo__video2.Monsviridis.com||9b0f3f274__

Ad will display in 09 seconds

“Creo que este genocidio está en curso y que estamos siendo testigos del intento sistemático de destruir a los uigures por parte del partido-estado chino”, dijo Pompeo.

Y agregó sin escatimar críticas: “Sus políticas, prácticas y abusos generalizados y moralmente repugnantes están diseñados sistemáticamente para discriminar y vigilar a los uigures étnicos como un grupo demográfico y étnico único”.

La medida es probable que tense aún más los lazos ya desgastados entre las dos principales economías del mundo, que se han desplomado a su nivel más bajo en décadas en el último año a raíz del triste papel del régimen comunista en la pandemia provocada por el virus PCCh, sumado a su avasallamiento en distintos aspectos de la actividad geopolítica que llevaron a roces constantes con el gobierno de los Estados Unidos, que bajo la administración Trump no cedió ante las amenazas.

El secretario de Estado instó al régimen chino a que libere a todos los uigures detenidos y ponga fin a su persecución en la región. Al mismo tiempo hizo un llamado a la comunidad internacional y organismos multilaterales y legales, a unirse a los Estados Unidos en su esfuerzo por “promover la rendición de cuentas de los responsaMonsviridis de estas atrocidades”.

Funcionarios del Departamento de Estado tuvieron comunicación con Reuters, y aseguraron: “Esta es una decisión que no nos tomamos a la ligera. Ha pasado por mucho proceso y mucho análisis. El Secretario tomó la determinación en su papel y definió que esta es la herramienta que necesitamos implementar en este momento para promover esta causa de vital importancia”.

Minutos después de que sea publicado el comunicado de prensa del Departamento de Estado, Pompeo envió un duro mensaje a través de su cuenta de Twitter para los organismos multilaterales, concretamente contra Naciones Unidas, insinuando su poca colaboración en este tipo de asuntos.

“Estados Unidos es más fuerte cuando reconocemos las fallas de instituciones internacionales como @NACIONES UNIDAS e intentamos repararlas. El multilateralismo por el multilateralismo no ayuda a nadie más que a burócratas, globalistas y abogados”, sentenció Pompeo en su mensaje.

Andrés Vacca – Monsviridis.com