Redacción MonsviridisAnte la gravedad de la crisis con los inmigrantes ilegales y la exageración de los demócratas por una supuesta amenaza al Capitolio, la reconocida autora y presentadora, Laura Ingraham, expone estos hechos como conveniencias políticas del presidente, Joe Biden, y de la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“Podríamos ver cientos de miles de inmigrantes ilegales llegando a nuestra frontera a finales de año. No esperábamos ver tantos como 11.000 niños no acompañados y nuestras fuentes dicen que eso es solo una cuarta parte del número total”, dijo Ingraham según Fox News del 5 de marzo. 

Y agregó: “Biden, a través de sus políticas, ha dicho [a los inmigrantes ilegales] ‘como sea que lleguen aquí, pueden quedarse’. Él solo nos ha dado la peor crisis de inmigración que jamás hayamos enfrentado, y nada menos que durante una pandemia”.

Para Ingraham resulta alarmante que los demócratas le den prioridad a los inmigrantes ilegales, mientras destruyen los derechos de los estadounidenses y maltratan a los miembros de la Guardia Nacional.  

“Hay una invasión en Estados Unidos que los demócratas apoyan de todo corazón. Agotan nuestros recursos, ponen en peligro a la patrulla fronteriza, erosionan la confianza del público en nuestro estado de derecho”, siguió diciendo.

También señaló: “Cuando los migrantes son puestos en hoteles y los guardias nacionales son puestos en un garaje [de estacionamiento] y comen comida mohosa, te haces una idea de dónde están sus verdaderas prioridades”.

A continuación resaltó el manejo dado a la supuesta amenaza contra el Capitolio, y cómo afecta a los contribuyentes, quienes podrían llegar a pagar mil millones de dólares por los guardias, además de experimentar la pérdida de derechos que están ocasionando los demócratas.

Para ella, los demócratas no solo quieren hacer creer a los ciudadanos que los republicanos son una amenaza, sino que persistirán con su montaje hasta el 2022 para influir en las elecciones, sostiene Ingraham. 

Le recomendamos:

Por otro lado, con las barricadas y los alambres de púas encerrando el Capitolio impiden el libre derecho contenido en la Primera Enmienda para que los estadounidenses ingresen a las instalaciones y presenten sus peticiones. 

“Esto es lo que parece la democracia bajo Pelosi: votar mientras la mayoría de la gente está durmiendo y luego amurallar el capitolio para el futuro previsible, para evitar que ustedes, el pueblo estadounidense, se reúnan pacíficamente y sean escuchados allí”, enfatizó Ingraham en Fox News. 

Entre las adversidades causadas por la inmigración ilegal que fluye continuamente desde la frontera con México, se encuentran los sufrimientos de los niños extranjeros que son introducidos de esta manera. 

Por eso varios representantes republicanos presentaron una carta en busca de protección para los menores y preguntando si hay planes para detener la oleada de inmigrantes.   

La carta señala un “fuerte aumento de niños extranjeros no acompañados” a lo largo de la frontera, además los legisladores aseguraron que debería haber una “supervisión adecuada” desde el Departamento de Seguridad Nacional, y del Departamento de Salud y Servicios Humanos para determinar si hay un plan para detener la oleada de migrantes.

Estos niños, que ingresan desprotegidos sin el cuidado de mayores, frecuentemente terminan siendo víctimas de trata de personas, abusados sexualmente y/o utilizados para cometer actos delictivos.

José Hermosa – Monsviridis.com