Redacción MonsviridisCon relativa frecuencia se suele preguntar la razón por la que bajo la bandera de Estados Unidos aparece izada otra ‘misteriosa’ bandera de color negro y de menor tamaño, principalmente en el Capitolio y en otros edificios federales. 

“Sobrevolando la Casa Blanca en este momento hay dos banderas. Estados Unidos y otra que parece una bandera negra con el sello presidencial. ¿Alguien sabe cuál es la bandera?”, preguntó el usuario de Twitter @SanskritSand.

Se trata de banderas que rinden homenaje a los miembros del servicio estadounidense detenidos como prisioneros o desaparecidos en combate, y deberán ondear en lugares designados, como el Capitolio de Estados Unidos, la Casa Blanca y los cementerios nacionales.

El entonces presidente Donald Trump firmó el 21 de febrero de 2020 la ley (P.L. 116-67) mediante la cual la bandera sería exhibida todos los días, ampliando la ley anterior que autorizaba el izado tan solo seis días al año, según el medio Veterans of Foreign Wars (VFW, por la sigla en inglés). 

“Esta es una victoria histórica para cada hombre y mujer que defendió valientemente a esta nación y que permanece en paradero desconocido”, dijo el comandante en jefe de la VFW, William “Doc” Schmitz.

En marzo de 2019, el representante Jack Bergman (republicano de Michigan),  un teniente general retirado del Cuerpo de Marines, y el representante Chris Pappas (demócrata de Nueva Hampshire) presentaron la Ley de la Bandera Nacional POW/MIA [siglas de Prisoners of War and Missing in Action] en la Cámara, aprobada en noviembre del mismo año. 

Le recomendamos:

Por otro lado, el año pasado, durante un acto del Día de los Caídos, la bandera negra se trasladó del asta de la Casa Blanca hasta un nuevo jardín conmemorativo en los terrenos de la Casa Blanca. Las banderas llevan impresa la inscripción: «POW & MIA, no serán olvidados».

En enero varios senadores solicitaron que se volviera a colocar bajo la bandera de Estados Unidos, para que recuperara la visibilidad que había disminuido en jardín y por eso reapareció izada en el asta del Capitolio, según Stars and Stripes.

“Le pedimos que tome medidas rápidas para devolver la bandera a su lugar de honor en lo alto de la Casa Blanca, reconociendo así de forma destacada el servicio y los sacrificios de los prisioneros de guerra estadounidenses, los miembros de los servicios desaparecidos y sus familias”, expresaron los senadores en su petición.

Se calcula que son cerca de 82.000 los estadounidenses desaparecidos como prisioneros de guerra, o en combate en guerras o en conflictos del pasado.

José Hermosa – Monsviridis.com