Redacción MonsviridisJoe Biden ya asumió como presidente y como era de esperar, los sectores de izquierda dentro del Partido Demócrata comienzan a ejercer presión para implementar su agenda radical. La representante Alexandria Ocasio-Cortéz, envió un sutil mensaje en las redes sociales exigiendo que se concrete de inmediato la cancelación de la deuda en préstamos estudiantiles.

Ocasio-Cortéz pidió públicamente al presidente Biden que eluda al Congreso y cancele miles de millones de dólares en préstamos estudiantiles, pocos días después de que el mandatario demócrata asumiera en la Casa Blanca y extendiera el pago de deuda para millones de prestatarios hasta septiembre.

Luego de que se publicara la noticia de que Biden extendió los pagos por deuda estudiantil hasta el 30 de septiembre de 2021, Ocasio-Cortéz publicó en su cuenta de Twitter un mensaje determinante diciendo: “OK, ahora vamos a cancelarlos”.

La deuda pendiente por préstamos estudiantiles se ha duplicado durante la última década, acercándose a la cuantiosa cifra de 1,7 billones de dólares. La decisión de suspender los pagos durante el año pasado fue una medida aceptable teniendo en cuenta la crisis económica que se estaba viviendo a raíz de la paralización de la economía por la pandemia provocada por el virus PCCh.

Pero los grupos izquierdistas quisieron ir aún más allá y comenzaron a reclamar al gobierno que no solo posponga los pagos, sino que se haga cargo del total de la deuda, liberando a los deudores de sus responsabilidades de pago.

Le recomendamos:

videoinfo__video2.Monsviridis.com||4ecf75214__

Ad will display in 09 seconds

Biden, sometido bajo la presión de la izquierda radical, se comprometió a cancelar miles de millones de dólares en deuda de préstamos estudiantiles durante su campaña, incluso ha indicado que le pedirá al Congreso que cancele inmediatamente al menos en una primera instancia 10 mil dólares en deuda estudiantil para todos los prestatarios.

Un reciente estudio publicado por el Comité para un Presupuesto Responsable, indica que saldar la deuda estudiantil como pretenden hacer los liberales de izquierda, tendría un costo para los Estados Unidos de 1,7 billones de dólares, pero en la economía solo se inyectarán 90 mil millones de dólares reales por año. Lo que implica un costo muy elevado para el estado, a cambio de un pequeño beneficio. 

Los sectores de izquierda, generalmente representados por los liberales demócratas como Ocasio-Cortéz, están presionando para que el gobierno federal salde la enorme deuda contraída, utilizando el argumento de generar un alivio a la economía en medio de la crisis que están viviendo algunos sectores, sobre todo aquellos que perdieron sus empleos debido a las imposiciones de cierre promovidos por los estados demócratas. 

Sin embargo, el informe es muy claro y afirma: “Hay una serie de beneficios y costos asociados con la cancelación de la deuda estudiantil. Pero como medida de estímulo, su ‘beneficio por dólar’ es mucho menor que muchas alternativas bajo consideración o el alivio de COVID ya promulgado”.

Otro punto crítico que promulga el informe es que la cancelación de la deuda estudiantil está mal dirigida. Dado que tres cuartas partes de los reembolsos de préstamos estudiantiles provienen del 40% de la población con mayores ingresos, quienes probablemente se inclinarían por ahorrar el dinero extra antes que gastarlo a diferencia de los asalariados con ingresos más bajos. Lo cual no resulta eficiente para los fines buscados de reactivar la economía.

Con relación a lo mencionado anteriormente, el informe también dice que más del 70% de los trabajadores despedidos, quienes más necesitan ayuda del gobierno en este momento, no tienen estudios universitarios y por lo tanto no son quienes están endeudados.

Andrés Vacca – Monsviridis.com