Redacción Monsviridis– El presidente Trump en un flamante discurso en Georgia advirtió sobre el peligro que significaría que los demócratas ganen la segunda vuelta del estado de Georgia. “Convertirán a EE. UU. realmente en un país de partido único, y el partido será el partido equivocado”. También mencionó que ese ‘partido único’ buscaría “llenar la Corte Suprema” para concretar la imposición de sus planes de izquierda.

El presidente  Donald Trump advirtió a las multitudes en un mitin en Dalton, Georgia, que si los demócratas ganan las elecciones de segunda vuelta del Senado, buscarán transformar a Estados Unidos en un país con un solo partido.

“Harán que Washington, DC y otros lugares liberales sean los estados líderes, garantizando a la izquierda radical una mayoría permanente en el Senado y la Cámara de los Estados Unidos y en el colegio electoral”.

“Lo convertirá realmente en un país de partido único, y el partido será el partido equivocado”, continuó el presidente en el mitin de los senadores republicanos Kelly Loeffler y David Perdue.

El presidente Trump también remarcó el temor que acecha desde hace tiempo respecto a una posible victoria demócrata, que tiene que ver con la intención de “llenar la Corte Suprema”. Lo que implicaría, por un lado ampliar la Corte y por otro “llenarla” con personas afines a las políticas demócratas que buscarán facilitar la imposición de la agenda de izquierda en nuestra sociedad.

Le recomendamos:

“Llenarán la Corte Suprema de extremistas enloquecidos. Ya no estoy contento con la Corte Suprema”, dijo al respecto el presidente Trump.

Si los demócratas ganan la segunda vuelta en Georgia, les daría la cantidad de congresistas necesarios para tener aún más libertad para imponer sus peligrosos planes progresistas.

Son muchos lo que los que lo vienen advirtiendo desde hace tiempo, tal es el caso del Senador Marco Rubio, quien en octubre del año pasado ya había hecho fuertes declaraciones respecto a la intención de los demócratas de “llenar la Corte Suprema con jueces de izquierda”.

Trump, también criticó a la Corte en su estado actual, por no haber hecho correctamente su trabajo ante la enorme cantidad de denuncias recibidas por el escandaloso fraude electoral a escala nacional en las últimas elecciones presidenciales. 

“Soy el presidente de los Estados Unidos, quiero presentar una demanda le dije a la Corte…y me respondieron: ‘Señor, no puede. Realmente no puede hacer eso’. ¿Por qué?”, dijo Trump expresando un sentimiento de frustración. 

Anteriormente el presidente Trump ya había manifestado su enojo con la Corte en otras oportunidades, cuando desde su cuenta de Twitter dijo: 

“La Corte Suprema de Estados Unidos ha sido totalmente incompetente y débil en el fraude electoral masivo que tuvo lugar en las elecciones presidenciales de 2020. Tenemos una PRUEBA absoluta, pero ellos no quieren verlo. Si tenemos elecciones corruptas, ¡no tenemos país!”.

La Corte Suprema cuenta con cinco jueces conservadores, tres de los cuales fueron designados por el propio presidente Trump. A pesar de esto, recientemente la Corte anuló varias estrategias impulsadas por sus abogados.

Entre los movimientos legales destacados se encontraba la propuesta de Texas de impugnar los resultados de las elecciones de 2020 en cuatro estados de batalla, pero la Corte Suprema decidió cerrar la demanda

Todo esto indica que la penetración de la izquierda y su agenda progresista en todo los aspectos de la sociedad es realmente muy profunda, a pesar de los esfuerzos realizados por el presidente Trump y su equipo durante los últimos cuatro años. 

Sin embargo, Trump anunció que continuará dando batalla hasta el final. El 6 de enero es un día clave, y muchos aliados de la verdad, de la democracia y de los valores tradicionales desafiarán la certificación del Colegio Electoral en busca de esclarecer los hechos e impedir que un escandaloso fraude electoral imponga al nuevo presidente de los Estados Unidos.

Andrés Vacca – Monsviridis.com