Redacción Monsviridis – Según Worldometer una organización que está dirigida por un equipo internacional de desarrolladores, investigadores y voluntarios con el objetivo de hacer estadísticas mundiales en el 2020 el aborto fue otra vez la causa número uno de muertes a nivel mundial con 42.7 millones de seres humanos por nacer que fueron matados mediante un aborto.

Según un reporte de Breitbart, 8.2 millones de personas murieron por cáncer, 1.7 millones por SIDA y hubo más de un millón suicidios.

Según la Universidad de Johns Hopkins, el virus PCCh registró 1.8 millones de muertes aunque teniendo en cuenta las cifras falsas de países como China e Irán, es muy posible que la cifra sea exponencialmente mayor.

Las cifras son escalofriantes: murieron más seres humanos por aborto que las muertes por cáncer, malaria, SIDA, enfermedades relacionadas al tabaco, alcohol, y accidentes de tránsitos combinados.

Worldmeter se basó en las estadísticas de abortos publicadas por la Organización Mundial de la Salud, una de las organizaciones más grande del mundo que promueve el aborto dentro de su agenda.

Según un informe de Human Defense Initiative, en 2018 las Naciones Unidas publicaron un documento en el declaran: “los gobiernos “deben proporcionar un acceso seguro, legal y efectivo al aborto” en el caso de que el embarazo pueda causar a la mujer “dolor o sufrimiento”.

Y además “no se pueden colocar leyes o barreras que puedan empujar a las mujeres hacia abortos “inseguros”, incluidos los causados por el “ejercicio de la objeción de conciencia por parte de los proveedores médicos individuales”.

Los argumentos delineados en este documento de la ONU realmente han sido usados por las organizaciones de izquierda y progresistas que buscan legalizar el aborto, incluso los abortos tardíos hasta el momento en que nace el bebé.

Bajo el argumento de que la madre podría “sufrir” mental o físicamente, se debe garantizar un “aborto seguro” según la ONU. Sin embargo, los movimientos feministas de izquierda han expandido sus supuestos argumentos para justificar la matanza.

Entre los más comunes están:

– Que la madre no puede proveer al niño un buen pasar económico, lo cual equivaldría a pedir que maten a todos los niños pobres antes de que nazcan.

– “Mi cuerpo, mi decisión”, pero una vez que la mujer está embarazada, ya no es solo “un cuerpo” sino que además hay otro ser humano, por lo que deja de ser una decisión propia, ya que ese ser también tiene derecho a vivir.

Con respecto a la legalización del aborto, en el 2020 algunos países fueron buenas noticias mientras que otros fueron muy malas noticias.

Una corte constitucional de Polonia prohibió los abortos eugenésicos, es decir todos aquellos que se realizan cuando se detecta que el bebé tendrá alguna discapacidad y se mantuvo firme ante la presión del Parlamento Europeo.

Por otro lado, Argentina legalizó el aborto el pasado diciembre en su segundo intento en medio de la supuesta pandemia a pesar de que según una encuesta, más del 60% de los argentinos se oponen a dicha ley.

Cabe destacar el rol de la Administración Trump en estos cortos 4 años y el gran impacto que tuvo a nivel global. No solo Trump fue el primer presidente estadounidense en participar de la Marcha de la Vida, sino que sus políticas y expresa fe cristiana, ha despertado el afecto de gente de todo el mundo.

TE PUEDE INTERESAR

El 22 de octubre de 2020, Estados Unidos lideró un grupo de 34 países que firmaron la Declaración de Consenso de Ginebra, un documento simbólico que muestra la determinación de estas naciones de preservar los valores tradicionales de la humanidad ante el avance del nuevo orden mundial.

En la declaración, los países “reafirman que no existe un derecho internacional al aborto, ni ninguna obligación internacional por parte de los Estados de financiar o facilitar el aborto, en consonancia con el consenso internacional de larga data de que cada nación tiene el derecho soberano de aplicar programas y actividades compatiMonsviridis con sus leyes y políticas”.

Y además “enfatiza que ‘en ningún caso debe promoverse el aborto como método de planificación familiar’” que es lo que hace Planned Parenthood en todo el mundo a través de sus diferentes filiales.

El mundo se enfrenta al enorme desafío de resistir al nuevo orden mundial que busca destruir los valores tradicionales de la humanidad, que son a su vez los que conectan a la humanidad con el Cielo.

Categorías: Mundo