Redacción Monsviridis– La compañía estatal China Civil Engineering Construction Corporation (CCECC) una subsidiaria de China Railway Construction Corporation una de las principales empresas constructoras del proyecto una Franja, una Ruta está acusada de lavado de dinero con una exministra de aviación de Nigeria.

Según el reporte de Premium Times, la Comisión de Crímenes Financieros y Económicos de Nigeria (EFCC) procesó a la exministra de aviación y actual senadora, Stella Oduah, con 25 cargos de fraude que ocurrieron en un periodo de seis meses durante 2014 cuando se desempeñaba como ministra.

Los cargos contra Stella Oduah incluyen “conspiración para lavar dinero, transferencia, toma de control y posesión de fondos de fraude, ayuda e incitación al blanqueo de capitales y apertura de cuentas bancarias anónimas”.

La investigación de la EFCC descubrió que la subsidiaria de la empresa constructora estatal china, CCECC Nigeria Limited, transfirió alrededor de 6.5 millones de dólares a una cuenta personal privada perteneciente a la exministra entre el 31 de marzo y el 6 de junio de 2014.

La CCECC que hace décadas cuenta con el apoyo del gobierno nigeriano, se encarga de grandes proyectos de infraestructura, como la construcción de ferrocarriles y grandes carreteras, y es una de las principales empresas constructoras del proyecto “Una franja, una ruta” en todo el mundo.

Durante la gestión como ministra de aviación de Oduah, la CCECC firmó contratos millonarios para construir terminales de aeropuertos en Nigeria, que con la revelación de estos cargos ciertamente pone en duda la transparencia de la adjudicación de dicho proyecto.

No es la primera vez que la compañía estatal china se ve envuelta en casos de corrupción que incluyen intentos de sobornos para conseguir licitaciones ilegalmente.

En 2012, dos gerentes de la CCECC fueron acusados de intentar sobornar al Secretario Permanente del Ministerio de Infraestructuras de Botswana, Carter Morupisi, con 32.000 dólares para adjudicarse la construcción de la Escuela Secundaria de Shakawe en el Delta del Okavango.

En 2019, el Banco Mundial incluyó a la CCECC y cinco compañías chinas más en la lista negra de empresas de todo el mundo por violar sus políticas de fraude y corrupción en el proceso de licitación.

Dados estos antecedentes criminales de la CCECC resulta extraño que los países miembros del proyecto Una Franja, Una Ruta continúen siendo parte del mismo cuyo único objetivo es validar y fortalecer al régimen comunista chino como potencia mundial.

Álvaro Colombres Garmendia – Monsviridis.com