Redacción MonsviridisGhislaine Maxwell, que está a la espera de ser juzgada acusada de haber reclutado a jóvenes adolescentes para que el empresario fallecido Jeffrey Epstein abusara sexualmente de ellas, realizará un tercer intento por salir de la cárcel bajo fianza. Según una presentación judicial realizada el martes, para intentar lograrlo renunciará a sus ciudadanías británica y francesa.

Un juez federal ha rechazado previamente dos intentos de fianza presentados por los abogados de Maxwell, incluida una propuesta de liberación de fianza de 28,5 millones de dólares presentada en diciembre de 2020, reportó AP News.

Entre los argumentos enunciados por el juez para negar el pedido de fianza, detalló el peligro de fuga de la imputada, teniendo en cuenta que la misma posee ciudadanía francesa y británica.

Los abogados ahora realizaron una tercera oferta para sacar a Maxwell de la cárcel antes de un juicio programado para julio en la corte federal de Manhattan. 

Como parte de la última propuesta, Maxwell se ha ofrecido a renunciar a su ciudadanía británica y francesa en un intento por obtener finalmente el derecho a fianza. Además, los abogados defensores escribieron que pondrán a disposición de la justicia la mayor parte del millonario patrimonio que pertenece a Maxwell y su esposo como garantía. El acuerdo apartaría alrededor de medio millón de dólares para gastos de manutención y más de 7 millones para honorarios legales.

“Si el tribunal considera que es una condición necesaria para la liberación, la Sra. Maxwell iniciará formalmente el procedimiento para renunciar a su ciudadanía extranjera”, escribieron sus abogados en una moción judicial el martes, según reportó el medio británico The Guardian.

La medida, según los abogados de Maxwell, “debería satisfacer cualquier preocupación que pueda tener el tribunal de que la Sra. Maxwell pueda intentar buscar un refugio seguro en Francia o el Reino Unido”.

El proceso de cancelación de ciudadanías podría durar meses, sin embargo, los abogados solicitan la salida inmediata de la prisión.

Le recomendamos:

Maxwell, conocida por su relación amorosa y laboral con el fallecido delincuente sexual Jeffrey Epstein, fue arrestada el pasado 2 de julio por el FBI en Bradford, New Hampshire. Más tarde, se hizo público que fue acusada de seis cargos en la Corte General de Manhattan, entre los cuales figura la conspiración para atraer y transportar a menores de edad a participar en actos sexuales ilegales y  abuso de menores. También figura en la acusación, que tanto Maxwell como Epstein, estaban al tanto de que las víctimas eran menores de 18 años. 

La mujer de 59 años permanece arrestada en una cárcel de Brooklyn, Nueva York. Ella se declaró inocente de los cargos, a pesar de la gran cantidad de testigos y pruebas que la incriminan. Epstein, su ex novio, se suicidó en un calabozo federal de Manhattan en agosto de 2019 mientras esperaba el juicio por cargos de tráfico sexual.

Según informes que surgieron recientemente, Maxwell se habría negado a revelar videos que comprometen a Bill Clinton en un esfuerzo por evitar dañar la campaña presidencial de Hillary Clinton en 2016, según un libro publicado por un exproductor de CBS News.

Como resultado de una demanda civil presentada en 2019 por Virginia Giuffre, quien afirma ser una de las víctimas sexuales de Epstein, el poder judicial publicó más de 400 páginas de declaraciones de Maxwell confirmando que el ex presidente Clinton viajó con Epstein y Maxwell en su avión privado conocido como el “Lolita Express” al menos 26 veces.

El futuro de Maxwell es incierto, los fiscales aún no respondieron a los medios sobre el pedido de libertad bajo fianza solicitado por los abogados de la imputada. 

Andrés Vacca– Monsviridis.com