Alberto Fernández inició conversaciones con el dictador títere de los Castro, Miguel Diáz-Canel, para anotar a la Argentina como el primer comprador de la vacuna Soberana 02. Irán es por ahora el único otro país que quiere comprar la vacuna.

Argentina atraviesa un enorme déficit de vacunas. Son muchas las personas que han denunciado haberse querido dar la segunda dosis correspondiente de la vacuna pero encontrarse con un panorama desolador: las 7 millones de dosis de la Sputnik V ya fueron agotadas y no hay reemplazo para dar.

Esta situación es problemática no sólo para quienes todavía no se han vacunado y deberán seguir en lista de espera, si no que para los que ya se dieron la primera dosis y no lleguen a darse la segunda antes de los 60 días, deberán empezar todo el proceso de vacunación desde cero.
 
Ante esta deficitaria provisión de vacunas, Alberto Fernández, todavía negándose a negociar con Pfizer o Moderna, inició el diálogo con la dictadura comunista cubana para anotar la primer orden que salga de la vacuna Soberana 02, un desarrollo nacional de los laboratorios estatales de Cuba.

Cuba ha hecho un trabajo que todos los científicos me dicen que es maravilloso, muy importante, desarrollando una vacuna que se llama Soberana, que tiene dos versiones: Soberana 01 Soberana 02, que están ambas en fase 3 ahora mismo“, dijo Fernández en declaraciones a Radio 10

Esta semana, Fernández llamó al dictador Miguel Díaz-Canel: “Le pregunté exactamente cuál era la capacidad de producción que tenían. Pobre Cuba, siempre víctima de los bloqueos y las dificultades que tiene para trabajar. Y le ofrecí al presidente a ver qué trabajo conjunto podemos hacer para que América Latina tenga rápido una vacuna que pueda llegar a toda América Latina“.

La Argentina recibió hasta ahora un total de 7,2 millones de dosis, en su mayoría de la Sputnik V, del laboratorio ruso Gamaleya. También llegaron vacunas de China, del laboratorio Sinopharm, y del desarrollo inglés AstraZeneca

Alberto Fernández había prometido vacunar a 1 millón de personas en diciembre, pero en ese plazo sólo logró vacunar a 10 mil. Luego prometió tener 22 millones de personas vacunadas antes del final del verano, pero se “quedó cortó” en casi 15 millones de dosis.

El próximo embarque anunciado llega este domingo, en un vuelo de línea de KLM con una partida de 864.000 dosis de AstraZeneca, que acaba de ser discontinuada completamente en Dinamarca, mientras que otros países no permiten que se la den menores de 60 años.

Fernández dice en sus entrevistas que Argentina es el país que mejor está en términos de las dosis aplicadas, pero la realidad muestra un panorama muy distinto. En el orden latinoamericano, si se toman en cuenta los datos de dosis administradas cada 100 habitantes, Argentina permanece detrás de Chile, Uruguay, y Brasil, según la información proveída por Worldometer.

Sí, este gobierno dio menos vacunas per cápita que el de Bolsonaro, sobre quien Alberto ha dicho que “está haciendo todo mal respecto a la pandemia” y lo tildó de “loco“.

Los 5 países más vacunados de Latinoamérica: 1) Chile, 2) Uruguay, 3) Brasil, 4) Argentina y 5) República Dominicana. Fuente: Our World In Data.

La vacuna cubana Soberana 02

La Soberana 02 es la que está supuestamente más avanzada en cuanto a las fases de prueba, en comparación a la 01 y a la Abdala, que también está tratando de desarrollar Cuba, habiendo entrado en fase 3 hace poco y “con resultados muy esperanzadores” según el régimen.

Esta es una vacuna a base de proteínas que contiene parte del coronavirus, igual que la vacuna china. Según los prospectos conocidos, se necesitarán tres dosis administradas en intervalos de dos semanasNo necesita frío extremo, como las de Moderna, Gamaleya y Pfizer, lo que puede facilitar las cuestiones logísticas en especial en países empobrecidos por el socialismo como Cuba o Argentina.

El dictador Díaz-Canel cree que su país podrá producir 100 millones de dosis este año, lo que alcanzaría para toda la población de la isla y podría destinarse también a los turistas extranjeros, los cuales se han convertido prácticamente en el único ingreso de divisas de la economía comunista cubana.

Hasta ahora, solamente Irán Argentina han conversado con la dictadura castrista para obtener estas vacunas, que podrían recibir luz verde de la Agencia Nacional Reguladora de Cuba recién en mayo e iniciar su producción para tenerlas listas en junio.

El 5 de abril se inició la aplicación de la segunda dosis de Soberana 02 a los cerca de 42.000 “voluntarios” incluidos en el ensayo fase 3 en La Habana. El esquema de inyecciones es a los 0, 28 y 56 días, por lo que todavía faltan varios pasos para concluir la viabilidad de esta dudosa vacuna experimental.