Redacción Monsviridis – Joe Biden aprovechó la última decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) de aprobar plenamente la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech. Ahora quiere que todas las empresas obliguen a sus trabajadores a vacunarse.

“Den un paso adelante con la exigencia de vacunas que llegarán a millones de personas más”, dijo en un comunicado. “Si usted es un líder empresarial, un líder sin fines de lucro, un líder estatal o local… haga lo que yo hice el mes pasado, y exija a sus empleados que se vacunen o se enfrenten a requisitos estrictos”.

La vacuna de Pfizer-BioNTech estaba autorizada anteriormente solo para uso de emergencia. El 24 de agosto se convirtió en la primera vacuna del país en recibir la aprobación reglamentaria completa.

“Tras un estricto proceso, la FDA ha reafirmado sus conclusiones de que la vacuna COVID-19 de Pfizer es segura y eficaz”, dijo. “La aprobación de la FDA es el estándar de oro… aquellos que han estado esperando la aprobación completa deberían ir a vacunarse ahora”.

El demócrata describió el proceso de vacunación como “gratuito, fácil, seguro y eficaz”.

“Es conveniente”, dijo. “Para el 90 por ciento de los estadounidenses, hay un sitio de vacunación a menos de 5 millas de su casa, y puede obtener la inyección sin una cita. Por favor, póngase la vacuna hoy: no hay tiempo que perder”.

También le recomendamos: Se derrumba la imagen de Biden tras la toma de los talibanes en Kabul (Video)

videoinfo__video2.Monsviridis.com||774e318e4__

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD Monsviridis.com: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Además, afirmó que la variante Delta estaba “causando una pandemia de los no vacunados”.

Las declaraciones se produjeron a pesar del creciente número de informes de que varios estadounidenses totalmente vacunados seguían dando positivo en el virus.

El nuevo llamamiento de Biden al mandato de vacunación se produce cuando más de la mitad de los estadounidenses están totalmente vacunados contra el COVID-19.

Los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que más de 171 millones (51,5%) de la población nacional se había vacunado hasta el 23 de agosto. Casi 202 millones de estadounidenses (61%) recibieron al menos una dosis.

Richard Szabo – Monsviridis.com