Irací Hassler promete un “gobierno comunal” para la capital de Chile. Se cubre con un discurso hueco y populista. Por medio de él invoca una “educación no sexista” y la supuesta defensa de la diversidad

Con la mano izquierda levantada, empuñada y portando un pañuelo verde en señal de su apoyo al aborto tomó posesión de la alcaldía de Santiago de Chile, la dirigente del Partido Comunista, Irací Hassler.

En un discurso de menos de 15 minutos en la ceremonia de cambio de mando en el Palacio Municipal ahogó la presentación de sus planes de gobierno en una retórica progresista. Posteriormente, aseguró que “con el apoyo de todas, todos y todes” responderá “de la mejor manera” al “mandato popular”.

En su intervención —cargada además de tímidas risas entre los aplausos del aforo— prometió “trabajar con el pueblo, en un proyecto participativo con diálogo permanente”.

Le recomendamos: LENGUAJE INCLUSIVO – ¿Un ARMA del COMUNISMO para DESTRUIR OCCIDENTE?

videoinfo__video2.Monsviridis.com||b03f27e03__

Ad will display in 09 seconds

Proyecto progresista

Para los tres años y medio que estará al frente de la alcaldía de Santiago, ya Irací Hassler tiene un ahoja de ruta donde abunda la visión populista.  Prometió iniciativas en salud similares a las que desarrolla su compañero de partido que aspira a la presidencia, el comunista de origen palestino, Daniel Jadue. Entre las más particulares figuró la instalación de ópticas y farmacias populares.

Su discurso desmenuza los adjetivos más simples de la retórica socialista. Apela, con su tono agudo y mirada sagaz a hablar sobre “avanzar a una educación no sexista, una educación en colores, centrada en la persona humana, en los derechos” y que al mismo tiempo “provea el aprendizaje del siglo XXI”, porque un “un pueblo que se educa es libre y vive en armonía”.

Hassler se muestra como la precursora de algo inédito. Para ella, esto es —afirma— el inicio de “un nuevo ciclo” en Santiago. Un período en el que además se incluye, según sus supuestos planes, un mejoramiento de la infraestructura educativa y un “nuevo trato con las comunidades educativas”.

Otra “línea transversal” será la cultura. Sobre este particular, la representante del Partido Comunista que llega a la capital chilena con señalamientos de algunos negocios opacos en su haber, hace referencia a su afán para tener un “Santiago vivo y con identidad”. Al respectó, subrayó que “trabajar junto a la comunidad permitirá construir un buen vivir”.

Gobierno comunal

Irací Hassler, como típica militante de izquierda, usó la conmemoración del Día del Orgullo LGTB (Lesbianas, Gais,​ Bisexuales y Transgénero) y la impregnó de ideología progresista para dar una falsa imagen de empatía. La burgomaestre fue astuta. Apeló al factor  emocional de la audiencia y dijo que sueña con una capital “diversa, multicolor que acoja y respeta a la comunidad LGTB” al sostener que son “invisibilizadas y violentadas”.

Dejó correr que “es un compromiso personal defender el derecho a la no discriminación donde todos puedan desarrollarse libres y plenamente con las distintas orientaciones sexuales e identidades de género”.  Es por ello que anunció que “todos los planes y programas del gobierno comunal tendrán perspectivas de género, y diversidad, inclusión e interculturalidad”.  Así cree que alcanzará “transformaciones”.

Gabinete comunista y feminista

El equipo directivo que asumirá con ella está compuesto por mujeres militantes del Partido Comunista e independientes. Entre las principales figuras destacan Jeannette Jara, quien es abogada y administradora pública y asumirá como administradora municipal. Fue subsecretaria de Previsión Social del segundo gobierno de Michelle Bachelet y anteriormente fue jefe de Gabinete en el Ministerio de Desarrollo Social.

Junto a ella ingresa también Javiera Meneses, trabajadora social y militante comunista, como jefe de Gabinete de la alcaldesa. En educación asume Rodrigo Roco, doctor en Ciencias de la Educación y quien lideró el equipo del Ministerio de Educación del gobierno de Michelle Bachelet para la Ley que crea el Sistema de Educación Pública. También este funcionario participó en la puesta en marcha de la Dirección de Educación Pública.

Las direcciones de salud y seguridad también serán asumidas por mujeres. En el primer caso se trata de Beatriz Chamorro, médico de familia que se ha desempeñado en cargos de alta gerencia pública en la Red Asistencial Familiar y como asesora del Ministerio de Salud. Natalia Silva, por su parte, es socióloga y magíster en Seguridad y Defensa de la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos.

Con abogado 

La alcaldesa electa también presentó a quien será su director jurídico, el abogado Fernando Molina, quien es exdirector jurídico de la Universidad de Chile. En comunicaciones asumirá la periodista Melissa Gutiérrez, exencargada de comunicaciones de la diputada Camila Vallejo y exdirectora de Comunicaciones del Observatorio Contra el Acoso Chile (OCAC).

El asistente social y magíster en políticas sociales y gestión local, Hugo Cuevas, será el encargado de la Dirección de Desarrollo Comunitaria (DIDECO). Cuevas ya había sido encargado de Programas en otras municipalidades como Cerro Navia, Pedro Aguirre Cerda y Recoleta, además de haber sido asesor del Ministerio de Desarrollo Social.

La Planificación Comunal, finalmente, estará a cargo del geógrafo Luis Mayorga, quien además tiene estudios en Planificación Regional y en Desarrollo Urbano. Además, ha ejercido el mismo cargo en municipios como Paine, Huechuraba, Conchalí, Cerro Navia, Buin, Melipilla e Independencia. Delante de ellos, prometió asumir «en nombre del pueblo».

Gabriela Moreno – Panampost.com