El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, dijo que su país está “preparado para responder ante cualquier amenaza internacional”.

En medio de la tensión en la frontera entre Colombia y Venezuela que se inició con el combate de las Fuerzas Armadas bajo el mando de Nicolás Maduro a supuestas disidencias de las FARC, el Gobierno colombiano decidió sacar este fin de semana sus tanques y arsenal militar para hacer maniobras disuasivas “contra cualquier amenaza”.

“Colombia está preparada para responder ante cualquier amenaza internacional”, dijo este sábado el ministro colombiano de Defensa, Diego Molano, desde el departamento de La Guajira, fronterizo con Venezuela.

Mostrando una toma aérea de una veintena de vehículos de combate, el ministro agregó en su cuenta personal de Twitter que la Fuerza de Tarea de Armas Combinadas del Ejército Colombiano protege al país “en los cuatro puntos cardinales, comenzando desde La Guajira” contra “cualquier amenaza, venga de donde venga”.

Maniobras y exhibición

Esta advertencia se hacía mientras la cuenta oficial del Ministerio de Defensa de Colombia mostraba maniobras militares con un Obus lanzagranadas “de alto poder explosivo, bengalas de ubicación de tropa y demoledoras” con un alcance máximo de lanzamiento de 40 kilómetros. Así como demostraciones con vehículos de infantería mecanizada M-113 y una exhibición de Hummers usadas para acompañamiento logístico y reconocimiento táctico.

El titular de la cartera de Defensa de Colombia se trasladó la tarde de este sábado a la base militar de Distracción en La Guajira para acompañar las maniobras realizadas por tanques, vehículos Hummer y lanzagranadas del batallón ‘Coronel Juan José Rondón’, también conocido como Grupo de Caballería Mecanizado N° 2.

Le recomendamos:

Los ejercicios militares que el ministro calificó como “rutinarios” para determinar las capacidades del Ejército colombiano en las zonas fronterizas coinciden con la tensión que ha escalado en la zona limítrofe del estado venezolano de Apure y el departamento colombiano de Arauca, situación que ha dejado cerca de 4000 desplazados, la mayoría venezolanos, según estimación reseñada por France 24.

Ataque «cómplice y selectivo» 

Aunque el ministro de Defensa de Colombia evitó calificar este movimiento de tanques y entrenamientos militares como una acción disuasiva contra el régimen de Nicolás Maduro, recordó que “en Miraflores la decisión que se tomó fue atacar de una forma cómplice y selectiva solo a las disidencias cercanas a ‘Iván Mordisco’, para someterlas a la ‘Narcotalia’”.

Y es que según una reciente investigación de la revista Semana, los jefes de la llamada ‘Segunda Marquetalia’ a la que el Gobierno colombiano bautizó como ‘Narcotalia’, Iván Márquez, Jesús Santrich, Romaña y El Paisa, estarían en territorio venezolana protegidos por el régimen de Nicolás Maduro.

La información que maneja la Administración del presidente Iván Duque apunta a que el combate del ejército al mando de Maduro contra un grupo de “disidentes” en la frontera forma parte de una guerra por el control del territorio en la que el régimen venezolano ha tomado parte para atacar a unos y favorecer a otros.

José Gregorio Martínez – panampost.com