El gobierno danés anunció una importante reestructuración de su Ministerio de Relaciones Exteriores, y dentro del ajuste la Embajada en Argentinia será cerrada, ya que no es más una prioridad para la misión diplomática del país escandinavo.

Como ocurrió entre los años 2002 y 2007, Dinamarca no tendrá más una Embajada en la Argentina y cerrará oficialmente su misión diplomática en el país.

Según el gobierno danés, esto se debe a que Argentina ha perdido su importancia en el plano internacional y que optarán por redistribuir los recursos a países done haya una “mayor protección de la democracia, los derechos humanos y los valores occidentales”.

La decisión fue informada públicamente por el ministro de Relaciones Exteriores, Jeppe Kofod, como reacción a la situación en Afganistán, que obligó a las autoridades a priorizar las misiones diplomáticas en países de la Unión Europea, países con mayor fuerza en la ONU y la OTAN, además de fortalecer las embajadas en el Ártico, y África.

“En total, se fortalecerán 16 misiones y 9 departamentos en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en Copenhague”, mientras se elimina la misión diplomática en Argentina y otros países.

También cerrarán la Embajada en Tanzania, el Consulado General en Chongqing (una importante ciudad china que servía de segunda embajada en el gigante asiático) y la misión comercial en Barcelona, España. Además, se llevarán a cabo una serie de medidas de eficiencia, por ejemplo, en las áreas de energía, compras y propiedades, se anunció.

Comunicado de la Cancillería danesa sobre la decisión

En Argentina, la Cancillería se llevó de sorpresa la noticia, ya que no fue avisada de antemano ni se le dio la oportunidad de dialogar para evitar este abrupto corte de relaciones.

“Lamentamos mucho el cierre de la Embajada danesa, ya hubo un cierre temporal entre el año 2002 y 2007 y esperamos que este también lo sea y no afecte un vínculo a largo plazo que viene desde 1841, bajo el gobierno de Don Juan Manuel de Rosas, a cargo de las Relaciones Exteriores de la Confederación argentina”, señalaron en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores, a cargo de Felipe Solá.

La decisión surge en un momento de crisis en Argentina, donde varias compañías extranjeras empiezan a ver la manera de irse del país y su posición en el mundo se ve minimizada, en el aspecto político, perdiendo seriedad en las instituciones; económico, ahuyentando la inversión internacional; y judicial, con reformas en detrimento a la separación de poderes.

Fuente: Derechadiario.com.ar