Redacción Monsviridis – La doctora Stella Immanuel, quien fue ridiculizada por promover el uso de la hidroxicloroquina para pacientes con Covid o virus PCCh, presentó una demanda federal este martes contra CNN y el presentador Anderson Cooper por $100 millones, según informó Newsweek.

La doctora se había hecho famosa cuando el entonces presidente Donald Trump compartió un video donde ella hablaba de los beneficios de la hidroxicloroquina en el tratamiento a pacientes con el virus PCCh.

La demanda alega que, “en un esfuerzo por vilipendiar, demonizar y avergonzar al presidente [Donald] Trump, Cooper y CNN publicaron una serie de declaraciones de hechos sobre la Dra. Immanuel que dañaron su reputación y la expusieron al odio público, al desprecio, al ridículo y al daño financiero“.

En el documento, la doctora Immanuel culpa a CNN y a Cooper por causar “efectivamente la muerte de cientos de miles cuyas vidas se habrían salvado si hubieran sido tratados temprano con HCQ”.

También se puede ver en la demanda que Immanuel pide $100 millones por daños compensatorios y punitivos, además de los costos judiciales.

Admés sigue afirmando que la hidroxicloroquina es “totalmente eficaz”para tratar pacientes con el virus PCCh.

Ya en febrero la doctora había pedido que los medios y la comunidad médica se disculparan a raíz de los estudios que salieron a la luz mostrando la efectividad de la hidroxicloroquina.

Immanuel había asegurado que “Nadie tiene que enfermarse. Este virus tiene una cura, se llama hidroxicloroquina, he tratado a más de 350 pacientes y no he tenido una muerte”, afirmó junto a varios miembros del grupo denominado American Front Line Doctors. 

La médica titulada de la Universidad de Calabar en Nigeria, exigió una disculpa por parte de medios como CNN, CNBC y el New York Times, tras censurar la información que ofreció sobre el medicamento durante una cumbre de médicos en Washington D.C. y calificarla como ‘loca de Hollywood’.

Con respecto a la hidroxicloroquina y su efectividad, a fines de junio salió a la luz que durante los ensayos con la droga, utilizaron dosis letales para sabotear los resultados.

Estos ensayos se realizaron a pedido de los directores médicos de Inglaterra, Irlanda del Norte, Gales y Escocia, así como también del director médico del Reino Unido, Stephen Powis, quienes enviaron un mensaje a sus colegas del Servicio Nacional de Salud (NHS por sus siglas en inglés) pidiendo que traten de inscribir a la mayor cantidad de pacientes Covid en estos ensayos clínicos y que se trataba de una prioridad nacional.

A los pacientes se les llegaba a administrar 2.400 mg durante las primeras 24 horas de tratamiento, la distribución era de 800 mg a las 0 y 6 horas y luego 400 mg a las 12 horas el tratamiento seguía con 400 mg cada 12 horas con una duración de hasta nueve días.

De acuerdo al profesor de autoinmunidad clínica de la Universidad de Cambridge, David Jayne.

También le recomendamos: El PLAN del CABAL para destruir EE. UU.

videoinfo__video2.Monsviridis.com||9520032af__

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD Monsviridis.com: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

“La sobredosis de hidroxicloroquina se asocia con toxicidades cardiovasculares, neurológicas y de otro tipo, que ocurren con dosis superiores a 1500 mg, y las dosis más altas se asocian con la muerte”.

La OMS también realizó ensayos y utilizó la misma dosis que utilizaron en Reino Unido.

Y no es de sorprender que en la “Consulta informal de la OMS sobre el papel potencial de la cloroquina en el manejo clínico de la infección por COVID 19” participaron cinco afiliados a la Fundación Bill y Melinda Gates.

Sebastian Arcusin – Monsviridis.com