Redacción Monsviridis– El senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham, advirtió: “Nunca he estado más preocupado por un ataque a nuestra patria que ahora. Y no terminamos esta guerra”, al referirse a las posiMonsviridis consecuencias de la retirada del ejército estadounidense de Afganistán. 

Durante su alocución del 29 de agosto Lindsey agregó: “La posibilidad de otro 11 de septiembre acaba de dispararse por las nubes”,  evaluando el riesgo actual de un atentado similar al del 2001 en el que fallecieron más de 3.000 personas en Nueva York, según reporte de CBS News. 

Para Lindsey, el procedimiento seguido en la retirada de Afganistán no fue el más adecuado, y así lo comenta. 

“El desfile de horrores está a punto de desarrollarse. Vamos a dejar atrás a miles de aliados afganos que lucharon valientemente con nosotros. Vamos a dejar atrás a cientos de ciudadanos estadounidenses”, dijo.

Lindsey insiste en que el movimiento terrorista ISIS se está fortaleciendo al grado de representar una amenaza seria. 

“El número de combatientes del ISIS se ha duplicado. Hemos dado la espalda a nuestros aliados que nos van a ayudar en el futuro. Y hemos creado las condiciones para otro 11 de septiembre”.

Y agregó: “Hemos entrado en un nuevo capítulo mortal. Los terroristas están ahora a cargo de Afganistán”.

De hecho, el portavoz del Pentágono, John Kirby, afirmó que miles de prisioneros de ISIS-K, fueron liberados por los talibanes cuando tomaron el poder en Afganistán, en una conferencia de prensa realizada el 27 de agosto. 

“Bueno, no sé el número exacto. Claramente, es de miles cuando se consideran las dos cárceles, porque ambas fueron tomadas por los talibanes y vaciadas. Pero no podría darle una cifra precisa”, respondió Kirby al preguntársele sobre la cantidad de terroristas excarcelados.

La preocupación de Lindsey es compartida por otros legisladores como el líder de la minoría de la Cámara de Representantes de EE. UU., Kevin McCarthy, quien exigió a la presidenta de la misma Cámara, Nancy Pelosi, convocar una sesión de la corporación para detener la salida del ejército de Afganistán hasta después de que salieran todos los estadounidenses. 

McCarthy también planteó el peligro que implicaba la reaparición de ISIS en Afganistán, y la liberación de 5.000 prisioneros, que ahora sabían la facilidad con la que pueden ingresar por la frontera sur del país.

“Como han informado, ha abierto nuestra frontera. Mucho antes de este colapso en Afganistán hemos estado atrapando a personas de la lista de vigilancia de terroristas que cruzan nuestra frontera [viniendo] desde Yemen”, agregó.

También dijo: “Estamos a menos de tres semanas del aniversario del 11-S y esta administración ha puesto a Estados Unidos en esta situación, esto es inaceptable”.

Los eventos por lo que ha pasado la nación en los últimos tiempos llevan a algunos a prever que la situación podría agravarse, en este sentido escribe el Dr. Lawrence Sellin, Coronel de la Reserva del Ejército de los Estados Unidos retirado, veterano de Irak y Afganistán, y experto en COVID-19, industrias internacionales de TI y farmacéutica, investigación médica.

“Estados Unidos está mostrando todas las señales de que se avecina un conflicto interno importante, quizás violento. El país no ha estado tan dividido desde que comenzó la Guerra Civil estadounidense en 1861”.

José Hermosa – Monsviridis.com