Redacción Monsviridis– La administración Trump, en un nuevo golpe contra el socialismo venezolano, anunció una ronda de sanciones financieras dirigida a un grupo de personas y firmas que comercializan petróleo en nombre de su líder, Nicolás Maduro.

En un nuevo comunicado de prensa publicado el martes por el Departamento de Estado, el Secretario Mike Pompeo informó sobre la decisión del Departamento del Tesoro de los EE. UU. de sancionar a tres personas, 14 entidades comerciales y seis barcos, acusándolos de colaborar con la petrolera estatal venezolana PDVSA, a evadir sanciones que pesan sobre ella. 

“Aquellos que facilitan los intentos del régimen ilegítimo de Maduro de eludir las sanciones de Estados Unidos contribuyen a la corrupción que consume a Venezuela”, aseguró el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin. “Estados Unidos sigue comprometido con apuntar a quienes permitan el abuso de los recursos naturales de Venezuela por parte del régimen de Maduro”.

Las recientes sanciones fueron dirigidas a personas y firmas vinculadas principalmente con el empresario colombiano Alex Saab, que según trascendió es un estrecho colaborador del dictador Maduro.

Actualmente Saab se encuentra detenido por otras causas relacionadas con fraude y corrupción en el país africano Cabo Verde y el gobierno de los Estados Unidos está solicitando su extradición para poder enjuiciarlo.

Le recomendamos:

videoinfo__video2.Monsviridis.com||3c74d33fc__

Ad will display in 09 seconds

“Como resultado de la acción de hoy, todas las propiedades e intereses en la propiedad de estas personas y entidades que se encuentran en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses están bloqueadas y deben informarse a la Oficina de Control de Activos Extranjeros de los Estados Unidos”, aseguró el Departamento del Tesoro. 

El comunicado de Pompeo fue muy claro al determinar que cualquier entidad o persona que colabore con Maduro está directa o indirectamente cooperando con su sistema opresor contra el pueblo venezolano.

“Los que facilitan los intentos de Maduro de eludir las sanciones estadounidenses le permiten continuar con sus prácticas represivas contra el pueblo venezolano mientras saquea los recursos de Venezuela para enriquecerse a sí mismo y a sus compinches”.

Pompeo aprovechó la oportunidad para recordar el compromiso de los Estados Unidos de perseguir a aquellos que promuevan y colaboren con las prácticas ilegales utilizadas por el régimen de Maduro para enriquecerse, al mismo tiempo que explotan y hunden en la miseria a su propio pueblo.

“Estados Unidos mantiene su compromiso de promover la rendición de cuentas de aquellos involucrados en facilitar transacciones ilegítimas que benefician a Maduro y su red corrupta mientras contribuyen al sufrimiento del pueblo venezolano. Continuaremos usando todo el peso del poder económico y diplomático de Estados Unidos para promover la transición pacífica hacia una Venezuela nuevamente libre, próspera y estable”, dijo Pompeo.

La administración Trump fue determinante durante los últimos años con el régimen socialista venezolano de Maduro. Desde el comienzo lo declaró como un sistema político ilegal y por tanto actuó en consecuencia, tomando acción y sancionando a los responsaMonsviridis.

Por el contrario, siempre brindó apoyo al pueblo venezolano y a Juan Guaidó, quien fue entendido como el verdadero representante electo, a diferencia de Maduro quien se mantiene en el poder utilizando la fuerza y de modo ilegal. 

Andrés Vacca – Monsviridis.com