Redacción MonsviridisEl lunes 27 de septiembre, el gobernador de California Gavin Newsom convirtió en ley el Proyecto de ley 37 (AB 37) de la Asamblea la cual requiere que todos los votantes del estado reciban sus votos por correo.

La ley es una continuación —con importantes modificaciones— de la AB 860 que fue introducida en junio del 2020 bajo el argumento de que debido a la pandemia, resultaba más seguro que la gente envíe sus votos por correo.

Con la AB 37, todos los votantes registrados en los padrones del estado, recibirán sus votos por correo 29 días antes del día de las elecciones y podrán devolverlos hasta el mismo día de las elecciones y será recibido y contado como válido incluso hasta una semana después de las elecciones.

A diferencia de la votación en persona, la cual requiere que los votantes se identifiquen al momento de emitir su voto, la votación por correo en California con la nueva ley electoral cuenta con un sistema certificado de voto por correo accesible a distancia o remotamente.

El sistema certificado de voto por correo accesible remotamente fue inicialmente creado y adoptado en 2017 para las personas con diferentes discapacidades y militares activos estacionados fuera del estado. A través de este sistema, el votante recibe el voto digital, el cual es verificado digitalmente, llenado, impreso y enviado.

Bles contactó a uno de los proveedores del sistema certificado de voto por correo para entender mejor cómo funciona y cuáles son las medidas de seguridad que tienen en lugar. 

La ley también requiere que cada condado ponga a disponibilidad una o dos, dependiendo del tamaño del padrón, oficinas para dejar los sobres con las papeletas.

“El año pasado tomamos medidas sin precedentes para garantizar que todos los votantes tuvieran la oportunidad de emitir un voto durante la pandemia y hoy estamos haciendo que esas medidas sean permanentes después de una participación récord en las elecciones presidenciales de 2020”, dijo Newsom en un comunicado.

Voto por correo: el duro contraste del apoyo demócrata y la oposición republicana

Los republicanos de California que votaron en contra de la AB 37 alegan que el voto por correo es propenso al fraude.

Durante las elecciones extraordinarias el pasado 14 de septiembre para destituir a Newsom, un hombre en Torrance fue encontrado con 300 sobres con papeletas sin abrir en su auto que había robado.

El senador republicano Andreas Borgeas dijo que varios legisladores recibieron más de una papeleta en sus casas.

Según el California Globe, Borgeas dijo: “Por eso, si yo recibo dos papeletas, sé que otros están recibiendo varias papeletas también, y eso alimenta esta narrativa de desconfianza [en la votación por correo]”.

Sin embargo, los demócratas dicen que el caso de Torrance es aislado y que los votos por correo permiten un solo voto por persona debido al seguimiento del código de barras, y que el fraude electoral es solo una ‘teoría de conspiración alimentada por la desinformación en las redes sociales’, haciendo una clara referencia a las elecciones presidenciales de noviembre de 2020.

Según LA Times, el padrón electoral de California ha crecido exponencialmente desde que el estado automatizó el registro de votantes en el Departamento de Vehículos de Motor (DMV), es decir que cada persona que tiene una licencia de conducir de California es automáticamente registrada como votante.

California también les permite a las personas anotarse en un padrón y votar el mismo día de las elecciones.

El senador estatal Shannon Grove, Republicano de Bakersfield, expresó su desaprobación a esta práctica:

“Me opongo firmemente a esta legislación que llega en un momento en que una cantidad significativa de votantes ya han perdido su confianza en el proceso electoral. No hemos actualizado los padrones electorales en décadas … Estos padrones electorales ya son un desastre por la práctica del DMV de registrar automáticamente a los californianos para votar, creando un sistema de captura que permite a los votantes inelegiMonsviridis participar”.

Líderes demócratas de diferentes estados, al igual que diversas celebridades de Hollywood han sido críticos de las leyes aprobadas en estados como Georgia y Texas que requieren que las personas se muestren un documento de identificación para votar, una práctica aceptada universalmente para incluso hacer una compra con tarjeta de crédito, y de reducir el voto por correo.

El senador demócrata de San Francisco, Scott Weiner dijo:

“Ampliar la capacidad de voto, que es lo que estamos haciendo hoy, no reduce la confianza. Estamos haciendo lo contrario de lo que ocurre en lugares como Texas y Georgia y otros estados que intentan dificultar mucho el voto de la gente, sobre todo de los habitantes de las ciudades, de la gente de color, de la gente de bajos ingresos, de los estudiantes, con el fin de manipular los resultados de las elecciones.”

Una encuesta realizada en junio de este año por el Proyecto de Encuesta sobre la Integridad de las Elecciones encontró que el 80 por ciento de los votantes, demócratas, republicanos e independientes, están a favor de que los votantes se identifiquen a la hora de emitir su voto y el 77 por ciento rechaza la idea de que pedir identificación a un votante sea ‘racista’.

Alvaro Colombres Garmendia– Monsviridis.com