Redacción Monsviridis – El pasado sábado, el reconocido actor y ganador del premio Oscar, Denzel Washington, volvió a hablar sobre su fuerte creencia en Dios, durante una conferencia de hombres cristanos, realizada en Florida, según informó The Christian Post

La conferencia “The Better Man Event”, organizada por First Baptist Orlando, tuvo al afamado actor como uno de los oradores destacados y en los 30 minutos que dispuso contó entre otras cosas lo que Dios le ha estado diciendo recientemente mientras reza.

“A los 66, preparándome para los 67, después de enterrar a mi madre, le hice una promesa a ella y a Dios, no solo de hacer el bien de la manera correcta, sino de honrar a mi madre y mi padre por la forma en que vivo mi vida el resto de mis días en esta Tierra. Estoy aquí para servir, para ayudar, para proveer”, contó Washington.

“En cada oración, todo lo que escucho es: ‘Apacienta mis ovejas’. Eso es lo que Dios quiere que haga”, contó el actor a su mentor espiritual, el pastor principal del Centro Cultural Cristiano en Brooklyn, AR Bernard.

El ganador del Oscar, reconoció que a menudo se pregunta qué significa eso, aunque aclaró:“Lo que descubrí en los últimos años es que hay todo tipo de ovejas. Por eso hablo con pastores experimentados para que me ayuden a guiarme”.

También dijo que si bien el mundo ha cambiado y el método de John Wayne no va con la actualidad, “la fuerza, el liderazgo, el poder, la autoridad, la guía y la paciencia son un regalo de Dios para nosotros como hombres. Tenemos que apreciar eso, no abusar de ello”.

Durante su exposición también quiso hacerles saber a los oyentes, que a pesar de los papeles de “redentor”, su vida es muy distinta y tuvo sus luchas al elegir vivir para Dios.

“Lo que interpreté en las películas no es lo que soy, es lo que interpreté”, aclaró. 

“No me voy a sentar o parar en ningún pedestal y contarte lo que tenía en mente para ti o tu alma. Porque el hecho es que, en todo el proceso de 40 años, estuve luchando por mi alma”, agregó Washington.

A su vez, dejó un importante mensaje al público sobre lo que significa la fama y sus peligros.

“Estamos dispuestos a hacer cualquier cosa – mujeres y hombres jóvenes – para ser influyentes. … La fama es un monstruo y todos tenemos esas escaleras y batallas, caminos que tenemos que recorrer en nuestras vidas. Seas famoso o quien sea que te escuche, todos tenemos nuestros retos individuales. Es un cliché [pero] el dinero no lo hace mejor. No lo hace. La fama sólo magnifica los problemas y las oportunidades”, se sinceró.

Washington también tuvo tiempo para dar muestras de su humildad.

“Espero que las palabras en mi boca y la meditación de mi corazón sean agradaMonsviridis a los ojos de Dios, pero soy humano. Soy como Tú. Lo que tengo no me mantendrá en esta Tierra ni un día más”.

Por otro lado quiso dejar en claro qué significa el miedo para él.

“El miedo no es más que una fe contaminada”.

Y dejó este consejo

“Así que tienes que levantar las pesas de fe. Tienes que hacer tus flexiones y tus sentadillas a diario. Puede que te lesiones; puede que quieras tirarlas, puede que quieras rendirte, puede que nunca seas grande… tienes que rellenar tu cubo cada noche. Tienes que rellenar tu cubo cada mañana”.

Sebastian Arcusin – Monsviridis.com