Redacción MonsviridisEl representante republicano de Arizona, Paul Gosar, llama la atención sobre el hecho de que desde que la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, fue nombrada gestora de la crisis el desmesurado ingreso de inmigrantes ilegales al país, no aparece con soluciones. 

“Hace aproximadamente 20 días, usted nombró a Kamala Harris como su ‘gestora de crisis’ (el 24 de marzo) para la crisis fronteriza creada en enero. La Sra. Harris no ha actuado para abordar esta crisis. De hecho, bajo su mirada, el problema ha empeorado dramáticamente”, escribió Gosar al presidente, Joe Biden, citó Breitbart el 15 de abril.

Gosar había invitado a Biden el mes pasado a la frontera para que tuviera una impresión clara del desastre que está ocurriendo en la frontera con México. 

De acuerdo con los datos suministrados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por la sigla en inglés) unos 20.000 inmigrantes ilegales habrían ingresado a Estados Unidos sin ser detectados.

Los cálculos indican que alrededor de 1.000 inmigrantes ilegales diarios estarían entrando al país en estas  condiciones.   

“Dada la actual crisis de salud pública, humanitaria y de seguridad, le escribo para invitarle una vez más, así como a la Sra. Harris, a visitar el condado de Yuma para ver de primera mano lo que mi distrito y mis electores están experimentando debido a esta oleada sin precedentes de cruces fronterizos de extranjeros ilegales”, agregó Gosar.

Por su parte, el congresista republicano Chip Roy se dispone a presentar una ley que designaría a los cárteles de la droga como organizaciones terroristas, como una alternativa para disminuir la invasión. 

“He pasado mi tiempo hablando con gente que realmente sabe lo que está sucediendo en la frontera, y me he reunido con exagentes del DPS, con gente que se dedica a combatir los cárteles y la violencia, y todo lo que me dicen es que los cárteles son cada vez más violentos”, dijo Roy.  

Le recomendamos:

Y agregó: “Todos los datos lo muestran. Todas las acciones lo demuestran. Tenemos personas en Estados Unidos que son trasladadas por ciudadanos estadounidenses pagados por los cárteles para que se dediquen al tráfico de personas, al tráfico sexual”.

Asimismo, explicó que los cárteles están “socavando nuestra seguridad nacional. Están socavando la seguridad nacional de México. Y son una organización violenta que es básicamente el equivalente a tener a Al Qaeda e ISIS literalmente operando en nuestra frontera, y debemos detenerlos”.

La ley que promueve Roy especifica a carteles conocidos como la facción Reynosa/Los Metros del Cártel del Golfo y a la facción del Cártel del Noreste de Los Zetas, que serán clasificadas como organizaciones terroristas extranjeras, mientras se identifican otras organizaciones similares. 

 En este sentido, el líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, describió que desde Harris recibió el cargo de supervisar la crisis fronteriza el descontrol no hace sino crecer. 

“Han pasado 3 semanas desde que el presidente Biden nombró a la vicepresidenta Harris para supervisar la frontera. Desde entonces, la crisis no ha hecho más que continuar con una espiral fuera de control”.

Y agregó: “La vicepresidente no ha viajado a la frontera, no ha realizado una conferencia de prensa ni ha ofrecido NINGÚN plan para mitigar la crisis actual”, 

En uno de sus pronunciamientos Harris dijo que solo tratará de abordar las causas que originan la inmigración desde Centroamérica por lo que no necesita visitar la frontera sur.

“No saben qué hacer y nadie va a asumir la responsabilidad de la crisis en la frontera y lo único que van a hacer es seguir esperando que los medios de comunicación y el público estadounidense se centren en otra cosa”, declaró  el representante James Comer, el miembro de mayor rango en el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes.

José Hermosa – Monsviridis.com