Redacción MonsviridisLa Cámara de Florida, luego de un extenso debate durante la jornada del miércoles, emitió una resolución que denuncia el “socialismo democrático” inmerso en la política estadounidense y reafirma los valores de libertad individual, la democracia constitucional y la propiedad privada, tal como lo indicaron los padres de la patria. 

La Cámara adoptó la resolución (HR 145) con una votación de 79 a 36 . El representante republicano Tom Fabricio de Miramar es el patrocinador de la resolución y en declaraciones públicas dijo:

“Este es un mensaje de la Cámara de Representantes de Florida para decir que apoyamos nuestro sistema económico, el progreso y nuestro sistema de gobierno”, reportó el medio local Florida Politics.

No es casual que esta resolución sea tomada en Florida, un estado donde el socialismo y el comunismo se ha convertido en un tema de conversación política corriente, debido al enorme electorado latino en la región, donde predominan las comunidades de cubanos, venezolanos y otros países latinos donde el socialismo ha hecho estragos y sus ciudadanos se han visto obligados a dejar lo poco que tenían junto con afectos y familias para probar suerte en países con mayores libertades como todavía es Estados Unidos.

Las críticas y advertencias en la resolución se centran en el llamado socialismo democrático que estaría penetrando con disimulo pero con fuerza en los Estados Unidos.

Este concepto es entendido como una especie de socialismo disfrazado de democracia, el cual es un método disimulado y menos violento de introducir la ideología izquierdista en países con mayor tradición en libertad individual, económica y política como Estados Unidos. Sin embargo, a la larga, los resultados pueden ser igual de catastróficos que el socialismo directo y violento.

Le recomendamos:

En este sentido Fabricio se expresó en Twitter para presentar la resolución y asegurar que:

“La Cámara de Florida siempre apoyará y defenderá los valores estadounidenses verdaderos y exitosos en lugar del socialismo democrático fallido”.

Numerosos demócratas rechazaron la propuesta y manifestaron una fuerte condena de la esclavitud, la supremacía blanca y el fascismo de derecha. Pretendiendo imponer la narrativa falsa que indica que aquellos que se posicionan en contra del socialismo están a favor de estas repudiaMonsviridis cuestiones.

Otros demócratas como la representante Fentrice Driskell, intentaron minimizar la cuestión argumentando que hay otros problemas más importantes para debatir como el Covid19, un típico discurso de los izquierdistas a nivel mundial que pretenden imponer que la única problemática existente hoy en día es el virus PCCh. 

Durante el debate en la Cámara, Fabricio sostuvo que la política de los socialdemócratas, adoptada por políticos como Bernie Sanders, está equivocada y es sumamente peligrosa y pone en peligro la democracia y el capitalismo americano.

El republicano David Borrero, en línea con Fabricio aseguró que ninguna forma de socialismo es aceptable y agregó:

“Hemos visto a lo largo de la historia cómo la propiedad pública de los medios de producción ha provocado la muerte, hambrunas masivas, inanición y se ha aprovechado de millones de vidas”.

 Andrés Vacca– Monsviridis.com