Redacción Monsviridis – Luego de que el CEO de Dominion Voting Systems, John Poulos declarara bajo juramento que las máquinas para contar votos usadas en el condado de Antrim, Michigan, no estaban conectadas a Internet, Europol y el FBI analizan los datos incautados en un sitio web usado por criminales.

Las dos entidades obtuvieron una orden de incautación del Tribunal de Distrito de los EE. UU. para el Distrito Este de Michigan, y los resultados de su investigación podrían significar serias implicaciones para Poulos, de acuerdo con The Marshall Report del 22 de diciembre. 

“El análisis de los datos incautados y las investigaciones internacionales sobre los operadores y usuarios de la red continuarán”, avisa el sitio web de las organizaciones que trabajan en el caso.

Poulos juró que las máquinas de Dominion en el condado de Antrim no estaban conectadas a Internet. También dijo que las acusaciones de fraude eran “más que extrañas” y “peligrosas”.

La empresa Dominion es mencionada en las demandas presentadas por el equipo legal que defiende la transparencia electoral en EE. UU., como culpable de transferir fraudulentamente votos del presidente estadounidense, Donald Trump, al candidato demócrata, Joe Biden. 

Dominion podría haber usado los sitios web intervenidos por Europol y el FBI: linsorg.org, safe-inet.com y safe-inet.net, que a través de redes privadas virtuales (VPN, por la sigla en inglés) venden sus servicios a los criminales.

Estos sitios utilizan una red proxy de hasta cinco capas de profundidad, tratando de encubrir al máximo las actividades delictivas de sus clientes. 

El desmantelamiento de la red internacional se realizó por medio de la Plataforma Multidisciplinaria Europea contra las Amenazas Criminales (EMPACT), señala The Marshall Report. 

Le recomendamos:

Igualmente, los abogados demandantes del fraude electoral encontraron evidencias de que los equipos utilizados por Dominion estaban conectados por internet a una red de servidores conectados con varios países, entre ellos Alemania y España.

Más grave aún, se presumen peligrosas interferencias de potencias extranjeras como el Partido Comunista de China, Rusia e Irán, en el proceso electoral presidencial estadounidense.

Por su parte, el abogado Lin Wood, quien investiga a fondo los fraudes electorales presentados en el país, señala los lazos entre Dominión y el PCCh, de acuerdo con varios de sus tuits. 

“¡Buenos días! Es una bendición despertar en América. Es una bendición ser americano. Es una bendición ser libre. El sueño americano nunca será destruido por el Partido Comunista Chino”, escribió Wood en uno de ellos. 

Y agregó: “Nuestro país está en guerra con la China comunista. Nos han atacado con COVID y con DOMINION”.

José Hermosa – Monsviridis