Redacción MonsviridisLa prestigiosa universidad de Harvard, fundada por los puritanos y nombrada tras un pastor, decidió esta semana seleccionar un ateo para servir como su capellán principal cuya función es ‘atender las necesidades espirituales de los estudiantes’, reportó Daily Mail.

Greg Epstein, de orígenes judíos quien se declara ateo fue nombrado esta semana como el nuevo jefe de capellanes para el campus de la universidad de Harvard, fundada por los puritanos en 1636 y llamada así por el pastor John Harvard.

Epstein, autor del libro ‘El bien sin dios, lo que creen mil millones de personas no religiosas’ (en inglés es un juego de palabras Good without God) dijo: “No buscamos respuestas en un dios. Nosotros somos las respuestas de los demás”.

“Hay un grupo creciente de personas que ya no se identifican con ninguna tradición religiosa, pero que siguen experimentando una verdadera necesidad de hablar y de apoyo en torno a lo que significa ser un buen ser humano y vivir una vida ética”, declaró Epstein al New York Times.

Más allá de las creencias personales de Epstein, la controversia gira en torno a la definición de capellán, un término cristiano cuya misión en la universidad se describe como ‘una comunidad profesional que representa muchas de las tradiciones religiosas, espirituales y éticas del mundo, y que comparten el compromiso colectivo de atender las necesidades espirituales de los estudiantes, el profesorado y el personal de la Universidad de Harvard”.

De hecho, la universidad de Harvard fue fundada por los puritanos que colonizaron Nueva Inglaterra para asegurarse de que el clero estuviera bien educado y los primeros 70 años todos sus presidentes eran sacerdotes o personas religiosas.

Algunas personas se volcaron a las redes sociales para criticar la decisión.

“Parece una estafa. Como mínimo, demuestra que Harvard considera el ateísmo como una alternativa más que adecuada a las creencias religiosas. No es ninguna sorpresa, pero han privado a los estudiantes de un capellán legítimo”, escribió el usuario Detective Panda.

“¡¡¡NADA podría ser más contradictorio!!! NADA de lo que diga puede ser confiable. Y Dios nos ha advertido que de estos engaños debemos desconfiar”, escribió el usuario Tom.

Erudito

Epstein posee una gran cantidad de estudios en diferentes religiones.

En 2005, recibió la ordenación como rabino humanista del Instituto Internacional de Judaísmo Humanista Secular. Es licenciado en Religión y chino y tiene un máster en Estudios Judaicos por la Universidad de Michigan y un máster en Estudios Teológicos por la Harvard Divinity School.

Realizó una beca de posgrado de un año en la Universidad Hebrea de Jerusalén y el año pasado fue presidente nacional de la organización “Humanistas por Biden/Harris”.

‘Convirtiendo’ al ateísmo

Según el New York Times, algunas personas con creencias religiosas dejaron su fe luego de participar del grupo ‘humanista’ de Epstein.

Adelle Goldenberg se crió en la comunidad jasídica de Brooklyn, pero se sintió atraída por el grupo humanista de Epstein al cual describió como algo parecido a tener un rabino laico.

“Cuando llegó la pandemia, fue como: ‘Greg, ¿tienes tiempo para hablar del sentido de la vida?’ Me mostró que es posible encontrar una comunidad fuera de un contexto religioso tradicional, que se puede tener el valor añadido que la religión ha proporcionado durante siglos, que está ahí cuando las cosas parecen caóticas”, dijo Adelle.

No obstante, las autoridades religiosas de la universidad argumentan que la designación de Epstein como capellán principal, va de acuerdo con el ambiente o la tendencia cultural del campus, que según encuestas recientes, los estudiantes ateos o agnósticos han sobrepasado a los creyentes.

“Tal vez en un clima universitario más conservador habría una pregunta como ‘¿Qué diablos están haciendo en Harvard, teniendo un humanista como presidente de los capellanes? Pero en este entorno funciona”, aseguró Margit Hammerstrom, capellán de la Ciencia Cristiana en Harvard.

No es la primera vez que las universidades de élite conocidas como Ivy League, son noticias por sus decisiones controvertidas o por enseñar ideologías extremas como el comunismo dentro de lo que se considera la educación ‘mainstream’.

El pasado 10 de agosto, la universidad de Princeton abrió un taller enfocado en el grupo marxista Black Lives Matter y uno de los libros del curso incluye ‘La libertad es una lucha constante’ de Angela Davis, ex líder del Partido Comunista USA, y miembro de las Panteras Negras, que fue encarcelada por haber estado implicada en el secuestro y asesinato de un juez de California.

Alvaro Colombres Garmendia– Monsviridis.com