Redacción Monsviridis– De visita en la frontera sur en El Paso, Texas, el viernes 25 de junio, la vicepresidenta Kamala Harris dijo a los periodistas que había estado contemplando el viaje desde marzo.

“Ya dije en marzo que iba a venir a la frontera, así que este no es un plan nuevo”, dijo según informó Breitbart. “Estoy contenta de estar aquí. Este fue siempre el plan de venir aquí. Y creo que tendremos un día bueno y productivo”.

Desde que el 24 de marzo el presidente Joe Biden le encomendó abordar los desafíos fronterizos, esta es la primera vez que la vicepresidenta realiza un recorrido físico en la frontera para constatar la situación que allí se vive.

Acompañada por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, el presidente del Comité Judicial del Senado, Dick Durbin, y la representante demócrata por Texas, Verónica Escobar, el viaje de Harris se produjo en medio de críticas por su actitud poco entusiasta de estar en la frontera en persona, algo que, según muchos legisladores del Partido Republicano, debería haber sido una medida inmediata cuando aceptó el encargo que le hizo Biden.

A principios de junio, Harris viajó a Guatemala y México, pero no aprovechó la oportunidad para asomarse a la frontera entre ambas naciones, argumentando que vino a hablar con el mandatario y que le gustaría centrarse únicamente en el propósito.

Le recomendamos: John McAfee, ¿VÍCTIMA del ESTADO PROFUNDO?

videoinfo__video2.Monsviridis.com||38f6b82ca__

Ad will display in 09 seconds

“Vine para estar aquí en el terreno, para hablar con el líder de esta nación en torno a lo que podemos hacer de una manera que sea significativa, que sea tangible y que tenga resultados reales, dijo Harris. “Y seguiré centrándome en ese tipo de trabajo en contraposición a los grandes gestos”.

En una entrevista con NBC News, cuando se le preguntó si había estado alguna vez en la frontera, Harris respondió vagamente: “… y no he estado en Europa. Y quiero decir que no… no entiendo lo que quiere decir”.

El anuncio de su viaje también llegó repentinamente sin ningún tipo de aviso por parte de Harris el jueves, que casualmente no fue mucho después de que el ex presidente Donald Trump declarara que él mismo iría a la frontera con el gobernador de Texas Greg Abbott.

En una declaración enviada a los reporteros, como detalló Breibart, el ex presidente Trump consideró que la primera gira de Harris a la frontera fue encendida por su plan.

“Después de meses de ignorar la crisis en la frontera sur, es genial que hayamos conseguido que Kamala Harris finalmente vaya y vea la tremenda destrucción y muerte que han creado”, escribió Trump.

En su recorrido por la frontera, Harris volvió a reafirmar que no quería mezclar los diferentes propósitos de su presencia en Guatemala y México.

“Estar en Guatemala, estar en México, y hablar con México como socio, francamente en el tema, era abordar las causas. Y luego venir a la frontera por consejo y, de hecho, por invitación de la congresista, se trata de ver los efectos de lo que hemos visto que ocurre en Centroamérica, y por eso me alegro de estar aquí”, dijo, según CNN.

“Este fue siempre el plan de venir aquí”.

Laura Enrione – Monsviridis.com