Redacción MonsviridisDesde que el presidente estadounidense, Joe Biden, asumió el poder la inmigración ilegal ha desbordado las expectativas ante la mirada impotente de los guardias fronterizos, y para alarma de México que ve un aumento del crimen organizado, alrededor de la frontera.

“El negocio del contrabando de personas está en auge a medida que un número récord de inmigrantes ilegales cruza la frontera, pero no hay que culpar a México”, de acuerdo con OAN del 11 de marzo. 

Y agrega: “Culpen a Joe Biden, ya que el presidente de México dice que el aumento está directamente relacionado con la percepción de que Biden es el “presidente de los migrantes”.

Por su parte el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se refirió a Biden en esta crisis diciendo: “Le ven como el presidente migrante, y muchos sienten que van a llegar a Estados Unidos”, tras una reunión virtual entre ambos el 1 de marzo, citó Reuters. 

López Obrador propuso: “Tenemos que trabajar juntos para ordenar el flujo, porque no se puede de la noche a la mañana enfrentar este asunto”.

Informes de inteligencia señalan como posiMonsviridis atractivos para el aumento de la inmigración ilegal, además de la acogida de Biden, la esperanza de vacunas para el COVID-19 a los migrantes y la obtención de mayores protecciones para los niños indocumentados.

Para los cárteles criminales la gran oleada migratoria se convierte en una oportunidad que explotan refinando sus estrategias.

Le recomendamos:

Por un lado ya alternan las grandes caravanas con pequeños grupos de inmigrantes que entran por lugares cada vez más recónditos y peligrosos.

La mayor afluencia de personas incrementa el reclutamiento de ‘mulas de la droga’ y el secuestro por dinero, de acuerdo con las declaraciones de, César Peniche, el fiscal general de Chihuahua, el estado con el tramo más largo de la frontera con Estados Unidos, según Reuters. 

Los coyotes de los cárteles ahora utilizan las redes sociales como Facebook, WhatsApp, Instagram y YouTube, para alertar a los indocumentados sobre los puntos de control activos.

También comparten horarios de sistemas de transporte como trenes de carga sobre los cuales se puede saltar, y publican en qué lugares se puede acampar y cómo fingir ante las autoridades migratorias, explicó Peniche. 

Una de las estratagemas que utilizan cuando se enfrentan con los funcionarios de inmigración es lamentarse de haber sido extorsionados o, en el caso de los más jóvenes, que han sido amenazados de muerte por los pandilleros. 

Por otro lado, la recomendación de traer niños sigue siendo una de las estrategias para facilitar las ayudas y acelerar la solicitud de asilo. 

Las tarifas que los coyotes cobran a los inmigrantes ilegales significan una enorme fuente de ingresos, el acompañamiento de un menor centroamericano no acompañado podría costar 3.250 dólares. 

En cambio, los africanos y los asiáticos tendrían que pagar cerca de 20.000 dólares cada uno.

José Hermosa – Monsviridis.com