Redacción Monsviridis- Marlena Pavols-Hackney, una inmigrante legal que huyó de la Polonia comunista, habló con Tucker Carlson el miércoles 17 de marzo sobre cómo los funcionarios de Michigan, incluidos la gobernadora, Gretchen Whitmer, y su fiscal general, Dana Nessel, intentaron meterla en la cárcel por desafiar sus órdenes de bloqueo por el virus chino y abrir su restaurante.

Los pequeños negocios siguen cerrados debido a la pandemia del virus CCP (coronavirus).

Simultáneamente, decenas de miles de extranjeros ilegales están cruzando la frontera de Estados Unidos y viajando a Michigan.

Whitmer y la Fiscal General Dana Nessel, le dirán que esto es lo correcto, porque permiten hacerlo.

Pavols-Hackney fue detenida en una redada en la madrugada del viernes.

‘Es demasiado arriesgado para Michigan dejar que dirija su negocio. Esta peligrosa inmigrante fue detenida y retirada de las calles. Debería haberse declarado en bancarrota como las demás pequeñas empresas y agradecer a los legisladores estatales que la hayan salvado del virus de China’.

Por Amy Laurence-The BL