Redacción MonsviridisEl mayor sindicato de escuelas públicas de Nueva York creó un formulario para que los profesores denuncien a los estudiantes que aparezcan sin mascarilla o se acerquen a menos de un metro de distancia.

Al informe podrán adjuntar fotos de los casos y otras pruebas que crean pertinentes, en un intento por hacer cumplir rigurosamente el mandato de vacunación, lo cual podría precipitar una grave crisis de personal, de acuerdo con Fox News del 26 de septiembre. 

La aplicación del mandato emitido por la alcaldía fue restringido por la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos y remitido a un panel de tres jueces, para que estudie detenidamente el caso. 

Por su parte, la organización Profesores de Nueva York por la elección (NY Teachers for Choice, en inglés), demandó la imposición del alcalde Bill de Blasio, y lo que más los animó a hacerlo es que no les dieron la opción de presentar pruebas de no estar contaminados con el Covid.  

“A diferencia de otros empleados de la ciudad a los que se les ordenó vacunarse o someterse a pruebas semanales, los educadores no tienen la opción de someterse a pruebas”, escribió esta organización. 

La demanda cuenta con el apoyo del grupo activista por la salud Children’s Health Defense NY, del abogado Robert F. Kennedy, Jr., y fue presentada por la abogada Sujata Gibson ante el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York.

“Estas políticas son tan descaradamente inconstitucionales como repulsivas”, dijo Gibson, agregando: “Esta cuestión está resuelta desde hace mucho tiempo y escandaliza la conciencia de que este tipo de discriminación inconstitucional sea resucitada por el DOE de Nueva York”.

Actúa como demandante un grupo de empleados del Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York, entre los que se encuentra el fundador de NY Teachers for Choice, Michael Kane.

“Es realmente una vergüenza que el Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York no tenga ni idea de lo que es la Cláusula de Establecimiento de la Primera Enmienda de la Constitución”, dijo Kane.

Teachers for Choice está “compuesta por maestros y padres que están 100% en contra de los mandatos médicos forzados para que cualquier estadounidense mantenga su trabajo, especialmente los educadores”, define en su página web. 

Además, los asociados sospechan que a este mandato podrían seguir otros similares: “Sin embargo, hay muchos otros mandatos médicos que se avecinan, y nos oponemos a todos ellos”, agregaron.

El listado de las causas contra las que luchan es aún más largo, y lo establecieron con base en las tendencias de las regulaciones impuestas por los gobernantes. 

  • La vacunación cada 6 meses es ahora una “forma de vida” para sus miembros.
  • Cualquiera que no esté “vacunado” no merece un empleo en Estados Unidos.
  • Deben implementarse sistemas biométricos en las escuelas.
  • El enmascaramiento universal en las escuelas debería ser permanente.
  • Los sindicatos no están obligados a proteger las libertades civiles individuales.
  • Los sindicatos no sirven a sus miembros, sirven al DNC [Directorio Nacional Demócrata] y al Estado de Bioseguridad.

La reacción de los internautas a través de las redes sociales no se dejó esperar: “La tiranía ahora está aquí”, escribió la usuaria de Twitter @retopham123, como comentario sobre esta restricción.

En este sentido alguien que rechaza las vacunas contra el Covid expresó: “Esta asquerosa vacuna no es una prevención de Covid-19, en cambio, ¡es un experimento y un veneno!”.

Por su parte, el internauta @edmcgonigal responde: “Los soplones obtienen bonificaciones”.

José Hermosa – Monsviridis.com