Redacción MonsviridisEl gobernador republicano de Tennessee, Bill Lee, firmó un proyecto de ley que requerirá el entierro o la cremación de los restos de bebés abortados quirúrgicamente en clínicas abortistas y hospitales. De este modo se garantizará darle un trato humano a los bebés abortados, en lugar de que terminen siendo parte de experimentos perversos en laboratorios, en el comercio ilegal o tirados a la basura como simple tejido fetal.

El proyecto identificado como HB1181 establece que: 

“La disposición final de los restos fetales de un aborto quirúrgico en un centro de aborto sea mediante cremación o entierro. Este proyecto de ley establece que una mujer embarazada que se somete a un aborto quirúrgico tiene derecho a determinar lo siguiente con respecto a los restos fetales:

(1) Si la disposición final es por cremación o entierro; y

(2) El lugar para la disposición final”.

El proyecto de ley dispone además, que el centro de abortos sea quien cubra los gastos y gestione tanto la cremación como los servicios de entierro. Ahora bien, en casos en que la mujer desee que sea otro lugar el lugar designado para la disposición final de los restos fetales, distinto al estipulado por el centro de aborto, entonces ella será la responsable de asumir los costos. 

La legislación es producto de la lamentable situación provocada por la existencia de una abrumadora industria del aborto, pero al menos aquellos niños inocentes que perdieron la oportnidad de vivir ahora tendrán un destino final más digno que el que tienen en la mayoría de los centros abortistas del país.

Le recomendamos: BUSCAN ‘CULTIVAR’ BEBÉS HUMANOS para EXPERIMENTAR y luego DEJARLOS SIN VIDA

videoinfo__video2.Monsviridis.com||3ba2daa3a__

Ad will display in 09 seconds

En este mismo sentido declaró el representante republicano estatal Tim Rudd en diálogo con Murfreesboro Voice, al decir: “Tennessee es abrumadoramente un estado con derecho a la vida. Si bien es desalentador que tengamos que proponer una legislación para garantizar que el cuerpo de un niño no nacido sea tratado con el mismo respeto que el de cualquier otro ser humano, estoy agradecido por el apoyo”.

“Es una tragedia en Tennessee que regulemos cómo los veterinarios desechan adecuadamente los restos de los animales, pero no hay regulaciones con respecto a los bebés humanos”, dijo la senadora republicana estatal Janice Bowling. “Estos son los restos de seres humanos y deben ser tratados como tales. Esta nueva ley corrige ese descuido y garantiza que los restos de los niños por nacer sean tratados con dignidad”.

Si bien la legislación entrará en vigencia a partir del 1ero de julio es probable que las organizaciones pro aborto comiencen una batalla legal para impedir su implementación. De hecho Planned Parenthood ya comenzó una cruzada para desprestigiar la legislación.

Un caso similar se vio en el año 2019 cuando el estado de Indiana aprobó una legislación del estilo. Planned Parenthood rápidamente presentó una demanda impugnando la ley y el procurador general del estado solicitó a la Corte Suprema que escuchara el caso después de que la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito de los Estados Unidos dictaminó que la medida de restos fetales era inconstitucional.

Pero la Corte Suprema de EE. UU. confirmó la constitucionalidad de la legislación y la misma se implementa hasta el día de hoy.

 Andrés Vacca– Monsviridis.com