Redacción Monsviridis– Un líder religioso dio a conocer la reubicación de múltiples sacerdotes neoyorquinos presuntamente implicados en conductas sexuales indebidas para evitar la rendición de cuentas durante décadas.

Howard Hubbard ha confesado haber resuelto conductas indebidas mediante la reubicación de sacerdotes en diferentes parroquias, entre 1977 y 2014. El ex obispo de la Diócesis Católica Romana de Albany reveló que la práctica era común en el pasado.

“Cuando se recibía una acusación de mala conducta sexual contra un sacerdote en los años 70 y 80, la práctica común en la diócesis de Albany y en otros lugares era apartar al sacerdote del ministerio temporalmente y enviarlo para que recibiera asesoramiento y tratamiento”, dijo según The Times Union.

Después de la rehabilitación, se permitía a los sacerdotes volver a sus funciones habituales a la espera de la aprobación de un profesional de la salud mental con licencia.

“Sólo cuando un psicólogo o psiquiatra autorizado determinaba que el sacerdote era capaz de volver al ministerio sin reincidir, considerábamos la posibilidad de devolverlo al ministerio”, dijo el obispo según el periódico.

En retrospectiva, Hubbard cree que cometió un pecado y que debería haber adoptado un enfoque diferente.

Le recomendamos: La CONTUNDENTE respuesta de PUTIN cuando un periodista de la CNN le preguntó sobre TRUMP

videoinfo__video2.Monsviridis.com||d9fd297fb__

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD Monsviridis.com: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

“El consejo profesional que recibimos era bien intencionado pero defectuoso, y lamento profundamente haberlo seguido”, dijo según el New York Post.

La diócesis no corroboró el testimonio de Hubbard. Sin embargo, sus palabras han suscitado la sospecha de que la diócesis siempre ha encubierto a los sacerdotes con antecedentes de abusos sexuales, en lugar de remitir el asunto a la policía.

Las declaraciones de Hubbard se produjeron mientras se enfrenta a múltiples casos judiciales en los que se le acusa de abusar sexualmente de menores, o de encubrir denuncias de abusos sexuales por parte de otros sacerdotes.

Supuestamente cometió siete actos de abuso sexual desde el año 2019. En marzo de 2021, fue acusado de conducta inapropiada con un niño de 11 años entonces en una feria, hace unos 40 años.

El exobispo rechaza enérgicamente la acusación histórica.

“Sé con absoluta certeza que no abusé de él, porque sé con absoluta certeza que nunca he abusado de un niño o de un adulto, sexualmente o de cualquier otra manera”, dijo según el New York Post.

Hubbard sigue afirmando que siempre se enfrentó a los malhechores, y apoya la comprobación de los antecedentes del clero y la compensación para quienes puedan demostrar que los trabajadores de la iglesia les hicieron daño.

La diócesis de Albany estuvo supuestamente implicada en casi 300 demandas de la Ley de Víctimas de la Infancia que enumeran cientos de depredadores y abusos de menores durante décadas, según The Times Union.

La portavoz de la Diócesis Católica Romana de Albany, Mary DeTurris Poust, confirmó que la diócesis abordará con transparencia todas las acusaciones de abuso sexual.

“Podemos decir con absoluta convicción que la diócesis católica romana de Albany se toma en serio todas las acusaciones de abuso y sigue comprometida a descubrir la verdad sin miedo ni favor”, dijo según The Hill.

“Nuestra primera preocupación son los supervivientes. Estamos dispuestos a acompañarles, apoyarles y ayudarles, y les felicitamos por su valentía al presentarse”, añadió.

Laura Enrione – Monsviridis.com