Redacción Monsviridis – La directora del CDC (Centro para el Control y Prevención de enfermedades), Rochelle Walensky, ha hecho un reconocimiento sorprendente al afirmar que “muchos, muchos hospitales” estaban incluyendo en sus recuentos de muertes por el virus casos que no estaban relacionados con el COVID-19 o virus PCCh (Partido Comunista chino).

Según el CDC, 42 de las personas que murieron después de estar completamente vacunadas eran asintomáticas o murieron por razones no relacionadas con la vacuna COVID-19. Además, 342 de las hospitalizaciones eran asintomáticas o no estaban relacionadas con el virus PCCh.

“Muchos, muchos hospitales están examinando a las personas en busca de COVID cuando llegan, así que no todos esos 223 casos que tenían COVID murieron realmente de COVID. Pueden haber tenido una enfermedad leve, pero haber muerto, por ejemplo, de un ataque al corazón”, dijo Walensky en el programa “State of the Union” de la CNN el 16 de mayo.

Las personas que no han sido vacunadas pero que han muerto de ataques cardíacos u otras causas se cuentan normalmente como muertes por COVID-19 según el sistema de recuento actual.

Esta es la primera vez en un año que los CDC reconocen públicamente que “muchos, muchos” hospitales están etiquetando incorrectamente las muertes por COVID-19 como ataques al corazón, cáncer, intoxicaciones y otras causas.

Y no solo se refiere a los que tomaron la vacuna COVID-19.

Lo curioso es que esta declaración del director de los CDC es escandalosamente similar a un informe anterior basado en los propios datos de los CDC que fue descubierto y ampliamente difundido en las redes sociales, incluso retuiteado por el ex presidente Donald Trump, pero que posteriormente fue prohibido por Twitter, etiquetado como “fake news” y verificado por la CNN.

Informes contradictorios de los CDC y la OMS

En agosto de 2020, el Gateway Pundit publicó un artículo sobre el COVID-19, afirmando que el sitio web de los CDC había admitido que solamente alrededor del 6% de todas las muertes relacionadas con el COVID-19 se debían enteramente al coronavirus.

El punto principal del informe era que el COVID-19 no es ni de lejos tan peligroso como la OMS y el entonces Dr. Tony Fauci y la Dra. Debra Birx predijeron.

El CDC dice en su página web:

Captura de pantalla de la página oficial del CDC

Muchas de las otras muertes relacionadas con COVID-19 que el CDC ha confirmado que los pacientes tienen al menos otras dos enfermedades graves o comorbilidades.

Esto se basó en los datos del CDC y fue compartido en Twitter por un usuario llamado Mel Q.

Mel Q publicó una estimación que revelaba que el 6% de todas las muertes por COVID-19 registradas por los CDC en ese momento ascendían a 9.201 muertes.

También le recomendamos: Hace 30 años, un reconocido doctor ACUSÓ a Fauci de GENOCIDIO

videoinfo__video2.Monsviridis.com||326bbe7df__

Ad will display in 09 seconds

Según las estadísticas de agosto, solo 9.201 personas murieron en Estados Unidos, siendo el COVID-19 la única causa de muerte.

Captura de pantalla de Twitter de Mel Q

Esta publicación fue retuiteada posteriormente por Trump.

Sin embargo, Twitter eliminó el tuit diciendo que era una noticia falsa. Le dijeron a Mel Q que el tuit, que incluía datos reales de los CDC, “violaba su política de información engañosa sobre la COVID-19”. Su cuenta fue bloqueada para publicar durante 12 horas.

Oliver Cook – Monsviridis.com

Temas: Categorías: América EE. UU.