Para que sea vinculante necesitaba que votara por lo menos el 40% del padrón electoral, pero ni sus simpatizantes se sumaron a participar de la consulta popular.

Este domingo se celebró un referéndum nacional en México pedido personalmente por el presidente socialista Andrés Manuel López Obrador, donde se le consultaba a la población si querían que se realiza una investigación extrajudicial a cinco ex presidentes acusados de corrupción.

Si bien el resultado terminó muy a favor de la propuesta, con entre el 89,36% y 96,28% del voto a favor, contó con una participación bajísima, de alrededor del 7,07% del padrón electoral, muy lejos del 40% necesario para que tenga validez legal.

El Instituto Nacional Electoral (INE) informó que de los 93,6 millones mexicanos convocados a las urnas, solo 6,6 millones se presentaron a votar, lo que implica un rotundo fracaso del presidente e indica que ni siquiera sus simpatizantes lo acompañaron en esta propuesta.

Hace menos de dos meses, el 6 de junio de este año, México tuvo elecciones legislativas en todo el país, donde Morena, el partido de López Obrador, consiguió 16,8 millones de votos. Los cuales ya habían significado una caída, respecto a los más de 30 millones de votos que obtuvo en las elecciones presidenciales del 2018.

También le recomendamos: El plan del CABAL para destruir EE. UU. (Video)

videoinfo__video2.Monsviridis.com||9520032af__

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD Monsviridis.com: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Para que el referéndum fuera vinculante se requerían los votos de 37,4 millones de personas, o el 40% del padrón electoral. De todos modos, la votación no era vinculante y el máximo mandatario todavía puede pedirle a la Fiscalía que actúe, pues en México los ex gobernantes pueden ser juzgados como cualquier ciudadano ya que pierden el fuero al dejar el poder. Eso sí, no tendrá el respaldo popular para hacerlo.

Para la realización de la fracasada consulta popular, López Obrador se gastó alrededor de 500 millones de pesos mexicanos (25 millones de dólares) del erario público, y otros varios millones en la campaña del “Sí”, con masivas tendencias en redes sociales promovidas artificialmente por empresas de marketing.

Fuente: Derechadiario.com.ar

Temas: Categorías: América México