Redacción Monsviridis – Agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) anunciaron que uno de sus agentes descubrió un extenso túnel entre México y California el lunes 2 de agosto.

Se sospecha que el sistema subterráneo fue utilizado en una operación de tráfico de drogas a gran escala. Mientras tanto, la agencia dijo que la investigación sobre el origen del túnel y su función aún está en proceso.

El gobierno mexicano estaba alarmado por la existencia del túnel, y colaboraría con Estados Unidos en toda la investigación, informó Fox 5 San Diego.

La ruta secreta fue descubierta por Homeland Security Investigations, una subdivisión de ICE. Su entrada estaba en una casa residencial en Mexicali, Baja California. Se dice que el túnel tiene una longitud de unos 183 pies y está a 22 pies bajo tierra.

El final del túnel está a unos tres pies al norte del muro fronterizo. Sin embargo, no hay salida en el lado estadounidense. Está equipado con electricidad, ventilación, un sistema de raíles y un elevador eléctrico.

“Este tipo de túneles permite a los narcotraficantes llevar a cabo actividades ilícitas prácticamente sin ser detectados a través de la frontera entre Estados Unidos y México”, dijo Cardell T. Morant, agente especial a cargo de HSI San Diego, en un comunicado el 2 de agosto.

“Descubrir y cerrar estos túneles supone un duro golpe para las organizaciones de narcotraficantes porque les niega la capacidad de pasar drogas, armas y personas a través de la frontera”.

Los oficiales dijeron que el muro fronterizo, que el presidente Donald Trump y otros legisladores republicanos pensaron que podría ayudar a disuadir las operaciones ilegales en la frontera, no significa nada ante la voluntad de los criminales del contrabando.

“Si pones un muro, encuentran la manera de rodearlo”, dijo David Shaw, un agente de Homeland Security Investigations, según USA Today.

Los contrabandistas de drogas se trasladaron al océano, a los túneles subterráneos y, sobre todo, a los puertos de entrada después de que el gobierno instalara muros en San Diego, señaló el medio. En 2020, el puerto de entrada, por el que entran millones de coches en San Diego procedentes de México cada año, representa más del 90% de todas las incautaciones de narcóticos.

En las últimas dos décadas, el Grupo de Trabajo de Túneles del Sector de San Diego descubrió más de 60 túneles de contrabando en el condado.

También le recomendamos: Senador Cotton reprocha a directivos de Coca-Cola, Visa, Airbnb y P&G por no condenar genocidio uigur (Video)

videoinfo__video2.Monsviridis.com||e75173ff3__

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD Monsviridis.com: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

San Diego posee particularmente un suelo que lo hace ideal para la construcción de túneles. Es lo suficientemente firme como para soportar el peso del túnel, pero no demasiado duro como para que la excavación sea un reto. Otras zonas de la frontera son demasiado arenosas, y los túneles complejos necesitan una infraestructura que soporte el peso.

La construcción de uno de estos túneles puede costar más de un millón de dólares, pero USA Today afirma que el grupo de contrabando de drogas podría obtener rápidamente sus beneficios tras dos envíos con éxito.

En San Diego, los túneles pueden reforzar la entrega de la mayoría de los cargamentos de droga. Los que tienen vías pueden transportar cargamentos de hasta 35 toneladas.

De acuerdo con NBC San Diego, las muertes por fentanilo se habían disparado en más de un 200% el año pasado, y la cifra de este año está aumentando lentamente hasta superar las 1.000. Sin embargo, en 2019 solo se registraron 151 sobredosis.

El fentanilo es una sustancia química sintética 20 veces más potente que la heroína, aunque es más asequible y más fácil de crear. Una quinta parte de la cantidad de polvo que contiene un paquete de edulcorantes artificiales es todo lo que se necesita para matar a alguien con fentanilo.

Laura Enrione – Monsviridis.com