El partido Voluntad Popular del dirigente opositor Juan Guaidó se encuentra en el ojo del huracán, tras filtrarse un audio que el chavismo toma como recurso para involucrar en una nueva trama de corrupción a Juan Guaidó y sus diputados.

En cinco mensajes divulgados a través de Twitter, el titular de la Asamblea Nacional fraudulenta del régimen chavista, Jorge Rodríguez, denunció la supuesta trama de corrupción del dirigente opositor Juan Guaidó que facilitaría el desvío de 53 millones de dólares.

La cifra corresponde, según Rodríguez, a los recursos congelados al Estado venezolano en Estados Unidos que son administrados por la Comisión Delegada —una especie de versión reducida del Parlamento de mayoría opositora, cuyas funciones iniciaron en 2015 y teóricamente terminaron el 5 de enero— que encabeza Guaidó.

En sus trinos de la red social afirma que parlamentarios de la oposición —sin revelar sus identidades— “maquillan cifras” para que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) en Estados Unidos, que se encarga de la administración de los dineros públicos venezolanos en dicho territorio, apruebe “el robo” de los recursos y puedan “meterle mano a la plata de Venezuela”.

Explica en el texto publicado en Twitter que en los documentos que se entregan a la OFAC se alegan “gastos de defensa”, «gastos sociales», “gastos de PDVSA” y “bufetes”, solo por nombrar algunos ítems.

Con evidencia aparente

Audios y capturas de pantalla con las cuentas planificadas forman parte de las evidencias de las acusaciones de Rodríguez sobre el “guiso” de Guaidó, para distribuir los fondos entre “los jefes del G4” es decir los dirigentes de los partidos Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, Primero Justicia y Voluntad Popular. De este modo, Rodríguez insinúa que así se les asegura sus estadías fuera del país.

Le recomendamos:

Es “plata” para que José Ignacio Hernández, quien fungió en su momento como procurador del gobierno opositor, “viva como rey en Bogotá”, espeta Rodríguez.

Además divulga que Julio Borges y el dirigente Leopoldo López, de Voluntad Popular, radicado en España, también se benefician de estos desembolsos. Rodríguez alega que en realidad López es quien “comparte y se queda con la mejor parte”.

Una olla con nombre

A Sergio Vergara, jefe de la fracción de la tolda naranja, Rodríguez también lo acusa de reunirse con “exdiputados para montar una olla y robarse 53.273.133 de dólares  de los que el gobierno de EE. UU. tiene secuestrados a Venezuela”.

En concreto, se refirió presuntamente a una reunión que se llevó a cabo este lunes con miembros de Voluntad Popular. En este caso se trata de Marco Aurelio Quiñones, Sergio Vergara, Franco Casella, Winston Flores, Adriana Pichardo y Freddy Superlano. El objetivo de este encuentro, según Rodríguez, tuvo como finalidad acordar la conformación de un «presupuesto» para la OFAC.

En la alocución explicó que las partidas de este presupuesto incluirían más de siete millones de dólares para el Parlamento, así como casi dos millones de dólares destinados para el despacho de la Presidencia de Juan Guaidó.

De la misma forma, la compañía Seguros Mercantil forma parte del relato en el que Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), también aparece por presuntamente negarse a la propuesta de que “lavara unos fondos” que podrían invertirse para la adquisición de vacunas.

Gabriela Moreno – panampost.com