El origen común de la violencia irracional de la extrema izquierda es la obra del comunista francés, George Sorel. Sorel consideraba que Marx estaba equivocado, no en su doctrina, sino en su método.

En la Universidad de Stanford, la joven Gabby Crooks, estudiante de relaciones internacionales y derechos humanos, propuso que exterminarán a todos los estudiantes de raza blanca del campus universitario. Crooks sabe que promoviendo el genocidio, asegura los votos necesarios para ser reelegida en el Senado de los estudiantes de pregrado. Los estudiantes de raza blanca, temerosos de ser asesinados por los fanáticos seguidores de Gabby se quejaron ante las autoridades universitarias que terminaron dándole la razón a Gabby porque por encima del derecho a la vida, se encuentran todos los derechos que están consagrados en los dogmas que la extrema izquierda usa para proteger y justificar su agenda de miseria y muerte.

Bajo la misma lógica agresiva de Gabby, Gustavo Petro amedrenta a la sociedad colombiana utilizando la violencia para afianzar su llegada a la presidencia de Colombia en el año 2022. Según la firma encuestadora Invamer, cuenta con el apoyo del 38,3 % del electorado colombiano, algo cercano a las 15 millones de personas (la mayoría jóvenes y NINIS), con base al censo electoral de abril del 2021.

Ese número de votantes se podría ampliar si se permite votar a los niños desde los 16 años de edad pues para nadie es un secreto el fervor que despierta el carismático Gustavo Petro entre los niños colombianos, franja que desconoce el pasado criminal de Petro, lo que le ha permitido tener a miles de seguidores que son hábilmente instrumentalizados por su equipo multinacional de asesores.

En Chile, la misma propuesta violenta y salvaje de Gabby y Gustavo tiene a las puertas de la Casa de la Moneda a la marxista Pamela Jiles. Igual que Petro, utiliza a los jóvenes más ignorantes, inexpertos y violentos cómo perros de presa para quemar y arrasar con todo lo que encuentren en su camino si los chilenos no hacen y dicen todo lo que Jiles quiere que hagan y digan como, por ejemplo, votar por su esposo Pablo Maltés para que sea el gobernador de la Región Metropolitana de Santiago.

Jiles también amenaza al presidente Sebastián Piñera para que cambie a los ministros que ella diga o cambie las políticas públicas que ella ordene. Los chilenos, otrora los más evolucionados y civilizados de Latinoamérica, lograron ser doblegados por la barbarie de la extrema izquierda que representa Pamela Jiles y “sus nietos” como se refiere de forma cariñosa a la caterva de jóvenes terroristas urbanos que ella domina a su antojo.

Con base en el último censo de los Estados Unidos, los estados de California y Nueva York perdieron, cada uno, un escaño en la Cámara de Representantes porque gran parte de su población, incluida la más rica, emigró hacia otros estados como Florida y Texas, cansados de las decisiones absurdas de sus gobernadores del partido Demócrata y de la violencia irracional de grupos terroristas como Black Lives Matter (BLM) y Antifa, y de los ataques desde la misma institucionalidad en contra de la policía por lo que se volvieron lugares inseguros en los que los empresarios que generan empleo y pagan impuestos, no quieren ni pueden estar. El entorno violento e inseguro genera incertidumbre e inestabilidad, por lo tanto, se pierde la confianza necesaria para fomentar la inversión.

Le recomendamos: Impactante ⚠ Mira la diferencia entre las marchas pro Trump y violencia de Antifa-Black Lives Matter

videoinfo__video2.Monsviridis.com||970ecb158__

Ad will display in 09 seconds

Los habitantes de ciudades como Medellín y Bogotá, en manos de gobiernos de la extrema izquierda, están emigrando a pueblos vecinos y algunos, los más ricos, están emigrando al exterior. La persecución desde el ayuntamiento contra la policía y la institucionalidad se convirtió en un apoyo indirecto a las actividades de los delincuentes.

Dicen con sorna que a la alcaldesa Claudia López le van a levantar un monumento en la plaza principal de Girardot, Anapoima y Villa de Leyva porque se disparó el consumo, el empleo y el pago de impuestos en esos lugares, gracias al éxodo de los bogotanos que ella misma promovió y provocó al convertir a su gobierno (el de Bogotá) en una opera bufa escrita por un principiante.

El origen común de la violencia irracional de la extrema izquierda es la obra del comunista francés, George Sorel. Sorel consideraba que Marx estaba equivocado, no en su doctrina, sino en su método. La doctrina del Sorelianismo cuestionaba que la revolución final se diera hasta cuando fracasara el capitalismo y consideraba etéreo decir que el materialismo histórico propiciaría la llegada del comunismo por lo que creía que era necesario, para agilizar el proceso, usar la violencia y la fuerza para “a la brava” lograr la llegada del comunismo.

Anthony Gregor en su libro Young Mussolini and the intellectual origins of fascism (El joven Mussolini y los orígenes intelectuales del fascismo) prueba que el joven comunista Mussolini fue influenciado de manera determinante por la obra “Reflexiones sobre la violencia” escrita por George Sorel y publicada en 1909.

El origen del grupo de choque y terrorismo urbano de los Camisas Negras que usó Mussolini para amedrentar y chantajear a la sociedad para llegar al poder en Italia, es la consecuencia directa de la influencia de Sorel. Sin embargo, hay muchos jóvenes de extrema izquierda que ignoran el origen comunista violento del fascismo y se dedican a justificar su salvajismo y barbarie en una supuesta lucha contra el fascismo que se lo atribuyen a todos los que no piensan igual a ellos. Son fascistas que luchan contra el fascismo pero son tan ignorantes y tan fácilmente manipulaMonsviridis que no se dan cuenta de su contradicción.

En las calles de las ciudades estadounidenses, jóvenes con camisas negras portando banderas negras de fascistas, se autodenominan ANTIFA (Antifascistas), y por eso pueden delinquir libremente porque convencieron a una sociedad ignorante que ellos no son fascistas y que los fascistas son malos. En España al canto de “somos antifascistas” unos desadaptados sociales del partido comunista Podemos agreden de manera violenta a jóvenes que asisten a una reunión de VOX porque lograron convencer a otra sociedad ignorante que todos los que no son comunistas son de extrema derecha y son “fachos”. En Colombia, Gustavo Petro, excabecilla del grupo terrorista de extrema izquierda M-19, tiene convencidos a los jóvenes más ignorantes y violentos, que viven en una dictadura fascista y que deben luchar todos los días por su libertad y sus derechos que, supuestamente, les arrebataron.

Las medidas ilógicas, irracionales, se volvieron habituales en Colombia. En plena pandemia, no se puede ir al velorio de la abuelita pero sí se puede asistir en masa al homenaje póstumo por el eterno descanso del alma de Dilan Cruz. No se puede ir a trabajar, pero sí se puede asistir a un acto multitudinario de consumo de marihuana. No se puede fumigar con glifosato porque le puede dar cáncer al guerrillero que cuida el cultivo de coca. No se puede usar gases lacrimógenos para dispersar a los terroristas urbanos durante la pandemia porque le puede dar tos al vándalo. La fuerza pública no se puede defender porque no puede usar sus armas y se tiene que dejar asesinar de los antifascistas que ejercen su sagrado derecho a la protesta social.

Lo que está ocurriendo en el mundo ha sido una gran prueba para medir el coeficiente intelectual de la sociedad y para calcular su capacidad de hacer frente al accionar de los violentos y del absurdo de su proceder.

Todos los días nos lo dicen para despertarnos, para hacernos conscientes, para que tomemos decisiones y actuemos. Nos lo han mostrado de mil formas y por todos los medios, lo han hecho evidente, han documentado situaciones peripatéticas que, a fuerza de verlas tanto, se habían terminado por naturalizar a pesar de ser totalmente irracionales.

Afortunadamente, la gran mayoría, ve lo evidente porque en medio de la tragedia se agudiza los sentidos, la percepción y el sentido común. Ese es el Gran Despertar de la humanidad al que tanto se hace referencia. Ese es el gran cambio que va a tener la humanidad.

En el Senado de Arizona aprobaron una auditoria a todos los votos del Estado después de encontrar enormes inconsistencias y evidencias de fraude en los resultados del condado de Maricopa. En una orden ejecutiva del año 2018 dice que en caso de fraude o interferencia extranjera en las votaciones, se convocará a nuevas elecciones. Por eso desde ya, muchos dicen que el 4 de julio del 2021 regresa el presidente Donald Trump. Esperemos a que lo digan en CNN.

Andrés Villota Gómez – panampost.com