La Constitución de México prohíbe que extranjeros se inmiscuyan en elecciones, pero el español Abraham Mendieta lo hace con total desparpajo. Incluso, en una oportunidad amenazó a legisladores

A pocos días de llevarse a cabo las elecciones intermedias en México, se registró una nueva discusión en el Senado relacionada con la injerencia extranjera. La denuncia la presentó la senadora Lilly Téllez, quien exhortó al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador a expulsar del país a Abraham Mendieta, asesor del partido de gobierno, Morena (Movimiento Regeneración Nacional); y un antiguo militante de Podemos.

Téllez, militante del Partido Acción Nacional (PAN), ha apelado al artículo 33 de la Constitución de la República para pedir la expulsión de Mendieta. Dicho texto establece que «los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos políticos del país». En caso de violar este dictamen, “el Ejecutivo federal está obligado a ejercer su facultad para expulsarlo del territorio nacional brindándole su garantía de audiencia”.

De la misma forma, la legisladora a través de Twitter exigió que se deje «de entregar dinero de nuestros impuestos a este extranjero» y lo acusó de tener «un comportamiento parasitario viviendo de promover el odio en México».

Le recomendamos: Los OSCUROS VÍNCULOS de FAUCI con el LABORATORIO de WUHAN

videoinfo__video2.Monsviridis.com||b2732093b__

Ad will display in 09 seconds

Venezuela cataliza el choque entre Mendieta y el PAN

Esta no es la primera vez que el analista político de izquierda, conocido por ser uno de los asesores más férreos de Morena y partidario de la denominada «Cuarta transformación», se inmiscuye en la política mexicana y termina en un impasse con representantes del PAN. En 2019 se hizo un primer exhorto para que se expulsara a Mendieta, quien para el momento se desempeñaba como asesor en el Senado.

El catalizador para captar la injerencia a la que alude el PAN ocurrió luego de que el izquierdista español protagonizara una fuerte discusión con el activista venezolano Lorent Saleh, a razón de  la crisis política que se vive en Venezuela, informó El País.

«La discusión iba sobre la decisión de López Obrador de mantenerse neutro en el choque entre el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y el régimen de Nicolás Maduro. En aquel entonces, Saleh había ido a tratar el tema al Senado, invitado por el grupo parlamentario del PAN. El activista le reprochó al consejero que defendiera a un Gobierno con el que la gente “se muere de hambre”. El asesor español, quien asegura haber escrito discursos para Podemos, le recriminó: ‘¿Quieres que un país soberano apoye un golpe de Estado?’», relató el medio español.

El argumento que aludió la tolda panista es que el español entró a México con permiso de turista. Por lo tanto, puede aplicarse la ley conforme lo dicta la Carta Magna, debido a que en esta oportunidad quedó en evidencia cómo se inmiscuyó en los asuntos internos del país.

Mendieta, la burla a la denuncia del PAN y sus nexos con Podemos

Ahora, lejos de temer por su deportación, Mendieta subió un video a redes sociales con una camiseta de Morena haciendo proselitismo. De hecho, usó la acusación de Téllez para continuar con su discurso de corte progresista y acusó a la legisladora de fomentar la xenofobia, en lugar de apegarse a desmontar el argumento por el cual se le acusa. Su tono sarcástico no pasó desapercibido.

Es una táctica conocida de su repertorio. Es de esperarse que lo haga. Y es que Mendieta viene del furor izquierdista que despertó el espejismo del partido español Podemos que en su momento tuvo como centro de foco al ya retirado, y vapuleado electoralmente, Pablo Iglesias. Ese dirigente que se codeaba con el chavismo y luego urdía sus argumentos que versaban sobre la división de clases y todo el típico verbo de carácter populista por el que se caracterizan los partidos socialistas.

A su vez, Mendieta formó parte de un grupo de jóvenes tachados como «Generación Podemos». Esos estudiantes que veían en el partido de Pablo Iglesias —hoy marcado por varios casos de corrupción— esta «única opción» para votar en las elecciones generales de 2015, reseña El Mundo. Iba en consonancia con la carrera que venía forjando en Ciencias Políticas y Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Por lo tanto, encajó como miembro del Círculo Podemos UCM, hasta que se mudó a México.

Con total impunidad Mendieta no solo hace proselitismo, en contravención a la Constitución, sino que además ha amenazado abiertamente a legisladores de Morena. Una de las perjudicadas en aquel entonces fue precisamente Lilly Téllez, quien ahora es la denunciante.

Su primera amenaza fue cuando se votó por la despenalización del aborto en el estado de Oaxaca, bajo toda circunstancia hasta la semana 12 de gestación y sin límites de tiempo en caso de violación.

La advertencia de expulsión por parte de Mendieta fue frontal contra los legisladores que no están a favor del aborto. Es más, Morena desvinculó luego a la senadora por cuestiones ideológicas: es provida y denunció públicamente el fraude electoral de Evo Morales en Bolivia, quien fue albergado por AMLO.

Denunciar el historial de la gestión de AMLO de apoyar a golpistas, de la mano de su defensa de la vida, le costó a Lily Tellez sus vínculos con Morena.

Además, le ha vuelto objeto de todo de tipo de insultos por parte de los simpatizantes de AMLO, incluso por parte de candidatas en las próximas elecciones del 6 de junio. Téllez denuncia que los insultos en su contra han sido aplaudidos por Citlalli Hernández, secretaria general de Morena.

Pero esto no ha desmotivado a la senadora Téllez. Al contrario, ahora exige al presidente que haga cumplir la ley y expulse del país al hombre que le amenazó, ya que al ser extranjero está violando la Constitución por inmiscuirse en la política.

Mamela Fiallo Flor – Panampost.com