Boric superó al comunista Jadue y Sichel triunfó en la interna de Chile Vamos, dejando fuera de la contienda presidencial a Joaquín Lavín, quien parecía que iba a ser el sucesor de Piñera. Las elecciones generales son el 21 de noviembre.

A pesar de que todas las encuestas mostraban el escenario opuesto al que terminó sucediendo, las proyecciones de las primarias chilenas ya dieron resultados irreversiMonsviridis: por un lado, el centrista liberal Sebastián Sichel, anotado como independiente pero ex concertacionista, ganó la interna de centroderecha del oficialista Chile Vamos. Por otro, Gabriel Boric, feminista, progresista y mayor referente del autonomismo marxista chileno, se impuso en las internas del izquierdista Apruebo Dignidad.

De esta manera, las elecciones del 21 de noviembre de este año enfrentarán al centrista Sebastián Sichel (Chile Vamos), al izquierdista Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), al derechista José Antonio Kast (Partido Republicano) y a la centroizquierdista Yasna Provoste (ex Concertación), con la posibilidad de que se sume a la carrera algún candidato de la Lista del Pueblo, de extrema izquierda, aunque es posible que terminen apoyando la candidatura de Boric.

Chile Vamos (centro/centroderecha)

Dentro de la coalición oficialista, perdió el socialdemócrata Joaquín Lavín, quien tenía las intenciones de mover a Chile Vamos a la izquierda y lideraba en todas las encuestas, a tal punto que no hay una sola encuesta de segunda vuelta que lo dé perdiendo contra ningún oponente.

Pero estas encuestas o eran truchas o no se transmitieron a lo interno de su propia coalición, pues terminó perdiendo contra Sichel, quien rechazó las propuestas de “diálogo” de Lavín para con los sectores comunistas y reivindicó el sistema capitalista chileno, aunque asegura que “hay muchos cambios por hacerle“.

El político y abogado chileno fue Presidente del Banco del Estado de Chile entre junio y diciembre de 2020. ​ Anteriormente, se desempeñó como Ministro de Desarrollo Social y Familia, y tuvo bajo su responsabilidad los paquetes de ayuda económica para las personas más afectadas por la brutal cuarentena que impuso Piñera a principios de la pandemia.

Sichel se convirtió  en el primer miembro del partido de centro liberal Ciudadanos en ocupar un cargo público, al ser nombrado Vicepresidente Ejecutivo de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo). El candidato luego se registró como independiente, y expresó un fuerte rechazo a la candidatura de Lavín para suceder a Piñera, lanzándose a la contienda.

Prometió que los primeros 100 días de su eventual gobierno se centraría en disminuir la burocracialiberar el emprendimiento y fortalecer la red de protección social. Propone conservar el sistema chileno pero agregarle un robusto Estado de Bienestar, algo que la historia ha demostrado imposible, pero sus intenciones no son las de desmantelar el capitalismo del milagro chileno.

En materia de pensiones propone fortalecer el sistema de ahorro previsional privado, teniendo la opción de elegir el tipo de administradora que quiera el cotizante (estatal, privada con o sin lucro).

Entre los candidatos, Sichel tenía el plan de gobierno más liberal, con propuestas de desregularización y algunas bajas impositivas. De todos modos, queda muy lejano a las propuestas del candidato de derecha José Antonio Kast, quien tiene una agenda económica de lo más liberal del país.

Apruebo Dignidad (izquierda)

La interna de Apruebo Dignidad también tuvo sus sorpresas. El líder del Partido Comunista Chileno, Daniel Jadue, que encabezaba todas las encuestas de elecciones generales (aunque perdía en todas contra Lavín en segunda vuelta), fue derrotado ampliamente por Gabriel Boric, quien si bien también profesa una ideología marxista, mantiene muchas diferencias con Jadue y dentro de la extrema izquierda es considerado como el candidato más moderado.

A pesar de que algunas de sus propuestas son incluso más radicales que las de Jadue, con medidas como la creación de “asambleas populares autónomas” en todo el país y una reforma profunda de la educación para adoctrinar a los más chicos en el autonomismo, para muchos electores el candidato del Frente Amplio es la opción más moderada, ya que no tiene en agenda medidas que explícitamente limiten la libertad de expresión o que expropien todos los recursos naturales, como proponía el Partido Comunista.

Boric vendría a representar el ala del marxismo chileno conocido como “autonomismo“, una izquierda que se opone al centralismo de Santiago y critica a Jadue por ser muy unitario.

Queremos dar una señal de descentralización superfuerte, de inclusión, de que el país somos todos y todas, de que nos la vamos a jugar desde los territorios para cambiar Chile“, aseguró Boric en campaña.

Fuente: derechadiario.com.ar