Redacción Monsviridis – En un caso que enfrentaba los llamados derechos de los homosexuales con los derechos de conciencia de una agencia católica de acogida, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos falló unánimemente a favor de la libertad religiosa, lo que supone una victoria conservadora que podría cambiar el equilibrio entre los derechos LGBTQ y la protección de la libertad religiosa de la Primera Enmienda.

“El Tribunal dictó una decisión que deja la libertad religiosa en un estado confuso y vulnerable”, afirmó el juez Samuel Alito. Aquellos que cuentan con que este Tribunal defienda la Primera Enmienda tienen todo el derecho a estar decepcionados, como lo estoy yo”.

En el caso Fulton contra la ciudad de Filadelfia, los nueve jueces se pusieron del lado de los Servicios Sociales Católicos (CSS) contra la ciudad de Filadelfia en una sentencia publicada esta mañana.

Los Servicios Sociales Católicos (CSS) alegan que sus creencias religiosas le impiden considerar a las parejas del mismo sexo para la adopción de niños. La agencia, que tiene un largo historial de colocación de niños en hogares de adopción, consideraba que esas opiniones no debían impedirle hacer su trabajo. Filadelfia argumentó que la discriminación por orientación sexual está prohibida en todas sus agencias de acogida.

La CSS no acepta parejas del mismo sexo como padres de adopción porque la organización católica considera que el matrimonio vincula a un hombre y una mujer. En consecuencia, Filadelfia había dejado de remitir niños a CSS para su acogida. El tribunal tuvo que decidir si las acciones de Filadelfia violaban los derechos de la Primera Enmienda de CSS.

La agencia católica “sólo busca una adaptación que le permita seguir sirviendo a los niños de Filadelfia de forma coherente con sus creencias religiosas; no pretende imponer esas creencias a nadie más”, escribió el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts. “La negativa de Filadelfia a contratar con CSS la prestación de servicios de adopción a menos que acepte certificar a las parejas del mismo sexo como padres de adopción … viola la Primera Enmienda”.

En un momento en el que ya había una “aguda escasez de padres de acogida”, el juez Alito señaló que el gobierno de la ciudad había amenazado el bienestar de los niños que esperaban ser colocados en hogares de acogida y “llegó a prohibir la colocación de cualquier niño en hogares que CSS había investigado y aprobado previamente.”

Alito también añadió: “El Ayuntamiento aparentemente prefiere arriesgarse a dejar a los niños sin padres de acogida que permitir a CSS seguir su política dictada por la religión, que no amenaza ningún daño tangible”.

La decisión se tomó antes de lo previsto, y hubo menos división. Los jueces asociados Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan, los tres miembros liberales del tribunal, se unieron a la opinión de Roberts.

“Es sorprendente, y revelador, que los jueces más liberales del tribunal se unieran a la decisión del tribunal”, declaró Richard Garnett, director del programa de la facultad de Derecho de la Universidad de Notre Dame sobre la Iglesia, el Estado y la sociedad. “El fallo de hoy ilustra que el respeto a la libertad religiosa no debe ser una cuestión partidista o de izquierda-derecha”.

Muchos celebran la decisión como una victoria significativa.

“Con más de 400.000 niños en situación de adopción, deberíamos hacer todo lo posible para apoyar a las organizaciones que ponen en contacto a los niños necesitados con familias afectuosas. Discriminar a los proveedores de cuidado de crianza basados en la fe debido a sus creencias no sólo es inconstitucional, sino que hace más difícil conseguir que más niños tengan los hogares seguros y estaMonsviridis que merecen”, anunció el senador Roy Blunt de Missouri. “La decisión del Tribunal Supremo es una victoria para la libertad religiosa y para cada niño en el sistema de acogida”.

También le recomendamos: Mujer que huyó de la China comunista de Mao da una advertencia escalofriante sobre la Teoría Crítica de la Raza (Video)

videoinfo__video2.Monsviridis.com||1308f6f66__

Ad will display in 09 seconds

“La decisión de hoy del Tribunal Supremo es una victoria sustancial para la libertad religiosa. En una época de creciente hostilidad hacia la religión, la reafirmación del Tribunal Supremo de esta libertad fundamental es aún más crítica”, declaró el presidente del Family Research Council, Tony Perkins, en un comunicado.

“Cada vez más, la izquierda se niega a tolerar la más mínima desviación de su ortodoxia política, sin importar quién sufra por ello. Si bien nos detenemos a celebrar y agradecer a Dios que el Tribunal Supremo haya reafirmado hoy la libertad religiosa, somos plenamente conscientes y estamos preparados para que los ataques de la izquierda a esta libertad fundamental, dada por Dios, continúen sin cesar”, concluyó Perkins.

“La decisión del Tribunal Supremo de hoy es una gran victoria para todos los niños que necesitan un hogar para siempre. El asombroso número de niños en régimen de acogida exige un planteamiento que permita a todas las personas, independientemente de sus creencias religiosas, abrir sus hogares y sus corazones a un hijo o hija que necesite una familia”, dijo Leigh Fitzpatrick Snead, madre adoptiva y miembro de la Asociación Católica. “El Estado no debería exigir a las agencias de adopción que comprometan, violen o abandonen sus creencias o identidades religiosas como condición para atender a estos niños necesitados”.

Los funcionarios de Filadelfia expresaron su decepción por una sentencia que, según ellos, usurpaba el criterio de la ciudad “de que una política de no discriminación es lo mejor para los niños a su cargo.” Por otro lado, los grupos religiosos consideraron que la sentencia defendía la libertad religiosa de la agencia católica, protegida por la Constitución, contra la extralimitación del gobierno.

Dawn Barlowe – Monsviridis.com