Redacción Monsviridis – Un organismo de gobierno del norte de Virginia condenó por completo al régimen comunista chino que se beneficia de la matanza de su propio pueblo para vender órganos a ciudadanos estadounidenses y de todo el mundo.

El condado de Madison aprobó por unanimidad la Resolución 2021-6, que denuncia enérgicamente las prácticas de sustracción forzada de órganos del Partido Comunista Chino (PCCh). Los practicantes pacíficos de la disciplina espiritual de la Ecuela Buda, Falun Gong, representan sin duda, el mayor grupo afectado, ya que se calcula que entre 70 y 100 millones de personas lo practican dentro de China continental.

“[La Junta de Supervisores] condena enérgicamente la práctica ilegal e inmoral de la sustracción de órganos, independientemente del lugar donde se produzca”, dice el texto de la resolución. “Esta resolución se entregará a la delegación del condado de Madison en la Asamblea General de Virginia, y a sus congresistas y senadores estadounidenses”.

La junta también ayudará a informar a los residentes sobre los riesgos éticos de viajar a China continental para un trasplante de órganos.

“Todas las personas deben ser informadas de las posiMonsviridis fuentes de órganos antes de tomar la decisión de viajar a un país extranjero con el fin de comprar, vender o recibir órganos”, dice el texto. “La Junta de Supervisores del condado de Madison desea ayudar a concienciar sobre este tema”.

El condado también propuso nombrar y denunciar los diferentes delitos del PCCh.

También le recomendamos: KISSINGER, el TRAIDOR que dio vida al MONSTRUO COMUNISTA

videoinfo__video2.Monsviridis.com||9b312e83d__

Ad will display in 09 seconds

El supervisor del condado de Madison, Kevin McGhee, sugirió que la Asamblea General de Virginia podría hacer aún más gestiones en favor de los practicantes de Falun Gong (también conocido como Falun Dafa).

“Si el PCCh tiene que ser objeto de una denuncia, entonces esto sería sugerido por las legislaturas de Virginia”, decía el texto. “Lo que se está presentando será… denunciar la práctica como si se mencionara específicamente el ‘PCCh”.

El portavoz del Centro de Servicios de la Comunidad Asiática, Jim Giragosian, espera que más organismos gubernamentales nombren y denuncien los crímenes contra la humanidad del PCCh, especialmente los que tienen como objetivo a Falun Gong.

“Identificando al PCCh e identificando a Falun Gong, haréis que la extracción forzada de órganos pase de ser un concepto teórico a ser un crimen real perpetrado por una organización criminal real contra víctimas reales”, dijo en la reunión de la junta. “No sólo podéis advertir a los residentes de los riesgos de viajar a China para un trasplante de órganos, sino que también podéis ayudar a poner fin a la práctica de la extracción forzada de órganos de los practicantes de Falun Gong”.

Ma Chunmei, superviviente de la persecución, pasó cuatro años en la cárcel por negarse a dejar de hacer ejercicios de qigong  de la practica y comportarse según los principios de Falun Dafa, Verdad, Benevolencia, Tolerancia en su vida cotidiana.

“Fue brutalmente torturada y obligada a trabajar hasta 19 horas al día, y los artículos que fabricaba se exportaban para venderlos en Estados Unidos”, dijo la portavoz Cindy Shao en la reunión. “Mientras estuvo en prisión, la Sra. Ma fue sometida a diversos exámenes médicos [y,] solo después de ser liberada, se dio cuenta de que eran el mismo tipo de exámenes utilizados para determinar la compatibilidad de los órganos. En otras palabras, la Sra. Ma fue considerada una potencial donante de órganos”.

Aunque Ma tuvo la suerte de sobrevivir, sus 12 compañeros presos de conciencia de Falun Gong fueron cruelmente torturados hasta la muerte.

“El PCCh intentó obligarlos a renunciar a su fe”, explicó Shao. “Esperamos que su resolución ayude a informar a nuestra comunidad sobre la persecución de Falun Gong en China y el riesgo potencial de viajar a China para un trasplante de órganos”.

El presidente Clay Jackson describió la conducta del PCCh como “sumamente atroz”, antes de que la junta votara por unanimidad la adopción de la resolución. No se registraron objeciones.

Richard Szabo – Monsviridis.com