Ante el imparable desplome del bolívar, el régimen venezolano anunció nuevas medidas para contrarrestar la inflación y la caída de la moneda, anunciando un nuevo “Bolívar Digital”, que tendrá una paridad de 6 ceros menos que el “Bolívar Soberano” que actualmente rige en el país.

El bolívar, alguna vez moneda de cabecera en Latinoamérica, ha sido totalmente devastada desde la llegada del “Socialismo del siglo 21” a Venezuela. Ahora, en otro intento por seguir manteniendo una economía cada vez más golpeada, el Banco Central de Venezuela anunció un nuevo cono monetario que llevaría a la creación del “Bolívar digital” y la eliminación de 6 ceros a la moneda.

“A partir del 1ro de octubre de 2021 entrará en vigencia el bolívar digital, al aplicar una escala monetaria que suprime seis (6) ceros a la moneda nacional. Es decir, todo importe monetario y todo aquello expresado en moneda nacional se dividirá entre un millón (1.000.000)“, dice un comunicado del Banco Central.

Desde la llegada del chavismo al poder, Venezuela ha sufrido tres reconversiones monetaria. La primera en el año 2008 con Hugo Chávez, en esa ocasión le quitó 3 ceros a la moneda y pasó a llamarse «Bolívar fuerte», que de fuerte no tuvo nada.

Con la llegada de Maduro, Venezuela tuvo dos reconversiones monetarias más, la primera en el año 2018, cuando le quitó 5 ceros a la moneda y pasó a llamarse «Bolívar soberano», que nuevamente de soberano no tuvo nada, ya que se sustentó en las inversiones de China, Irán y Rusia en los recursos petrolíferos de Venezuela.

Ahora, en el 2021 Venezuela sufrirá una tercera reconversión, esta vez quitándole 6 ceros a su moneda y pasándose a llamar «Bolívar digital». Al Bolívar venezolano se le han quitado 14 ceros en menos de 13 años.

La decisión del Bolívar digital se toma para facilitar el uso de la moneda, ante la inflación acumulada de 264,8% desde enero hasta mayo, según cifras oficiales del BCV. El nuevo cono monetario tendrá nuevos billetes de 5, 10, 20, 50, 100 y una moneda de 1 bolívar.

Desde hace meses, expertos especulaban con la posibilidad de que para finales de agosto se llevaría a cabo esta nueva reconversión, debido a la gran inflación que se había acumulado desde la anterior reconversión.

Ante la grave crisis económica que enfrenta el país, una buena parte de la población venezolana ha sustituido el Bolívar por el dólar, que se ha convertido en la moneda principal de cambio del ciudadano.

Distintos economistas han detallado que esto no es más que un “maquillaje” para intentar tapar el desastre económico, y que la medida durará un par de meses y la inflación volverá a comerse el nuevo Bolívar.

Fuente: Eric Rodríguez, para La Derecha Diario.