Redacción Monsviridis – Mientras la Administración Biden hace gala de su “política verde”, en realidad lo que esconde es un enorme y oscuro negociado con la dictadura más sangrienta que existe en la actualidad.

Puntualmente, el paquete de gastos por $2 billones de dólares que Biden destinó para construir una infraestructura energética “verde”, no va a hacer más que enriquecer las arcas de las empresas afines al Partido Comunista chino.

Para conocer a fondo estos negociados ‘China First’, no deje de ver el video en la parte superior del artículo.

También le recomendamos: