Redacción MonsviridisEl exministro del Interior italiano, Matteo Salvini, lanzó contundentes críticas contra el actor estadounidense Richard Gere el pasado domingo 26 de septiembre, luego de enterarse que será uno de los que testificará en su contra en el llamado “caso Open Arms”. El ex funcionario dijo que se pretende convertir el juicio en un espectáculo, según reportó la agencia de noticias Ansa. 

El actor de Hollywood, se presentará como testigo en el juicio en el que se acusa al político italiano de bloquear ilegalmente a los migrantes en el mar en 2019 cuando era ministro del Interior. 

Esto dijo el propio Salvini, titular del partido nacionalista, “Liga”, durante una reunión política, según declaraciones de la agencia: 

“Richard Gere testificará en mi contra durante el juicio Open Arms del 23 de octubre en Palermo” en Sicilia. 

“Lo conozco como actor, pero no entiendo qué tipo de lecciones quiere venir a darme en Italia y a los italianos, sobre nuestras leyes”, agregó Salvini. 

“Si alguien quiere convertir el juicio en un espectáculo y quiere ver a Richard Gere, que vaya al cine, no a un juzgado” , bromeó además, prometiendo pedirle al actor estadounidense un autógrafo para su madre.

Salvini dijo también que “está absolutamente tranquilo”, pero que le gustaría saber cuánto le costará al contribuyente italiano esta situación, la que, según dijo, no cree posible que se dé en ningún otro país del mundo.

Matteo Salvini está acusado de prohibir el desembarco de 147 migrantes rescatados en el mar por la ONG española Open Arms en agosto de 2019

Richard Gere, por su parte, estuvo en dicho barco, en agosto de 2019 para, según dijo, ofrecer apoyo a los migrantes, lo que generó críticas de Salvini en ese momento.

A los migrantes solo se les permitió salir del barco Open Arms después de seis días, siguiendo una orden de la oficina del fiscal.

Matteo Salvini se ha defendido de las acusaciones, afirmando que con su política de “puertos cerrados”, actuó por el bien de Italia y para desalentar a los migrantes de embarcarse en las costas africanas hacia una peligrosa travesía por el Mediterráneo.

Acorde a lo que informó Breitbart, el Senado italiano, en 2020 emitió votaciones para quitar la inmunidad parlamentaria del ex ministro Salvini y así allanar el camino para el juicio.

El juicio se inició el 15 de septiembre en Palermo, pero se pospuso inmediatamente hasta el 23 de octubre. En el juicio están representadas veintitrés partes civiles, incluidos nueve migrantes que estaban a bordo.

A principios de este año, un tribunal en Catania desestimó un caso similar en el que se acusaba a Salvini de bloquear el ingreso a Italia de otros migrantes, y retenerlos en el mar en un barco de la guardia costera italiana.

Salvini argumentó también en varias oportunidades, que su política migratoria era acordada por el gobierno, incluido el ex primer ministro, Giuseppe Conte, según Breitbart. 

Como asegura también el medio, al momento de bloquear los barcos, el ex funcionario italiano formaba parte de un gobierno de coalición (el de la Liga con el Movimiento 5 Estrellas (M5S)) y ocupaba los cargos de ministro del Interior y viceprimer ministro.

Según los informes, el gobierno de coalición en agosto de 2019 provocó una crisis gubernamental con la esperanza de forzar una votación parlamentaria anticipada, pero la maniobra fracasó. 

El M5S formó entonces un nuevo gobierno con el Partido Demócrata de centro izquierda, que fue reemplazado a principios de 2021 por un amplio gobierno de coalición liderado por Mario Draghi, que incluía a la Liga.

El partido Liga de Salvini, toma una posición rígida hacia los migrantes, argumentando que Italia soporta una carga injusta como primer punto de ingreso de los migrantes que entran al país desde el norte de África.

Vanesa Catanzaro – Monsviridis.com