Redacción Monsviridis – Un conocido pub del estado australiano de Victoria dijo que dejará entrar a los no vacunados a su establecimiento cuando se alivien las restricciones, aclarando que no son antivacunas.

Mediante una publicación en Facebook que se volvió viral, los propietarios del pub Grand Hotel Healesville avisaron que tanto los vacunados como los no vacunados podrán ingresar a su pub, aunque aclararon que si se llega  a hacer obligatorio el uso de un pasaporte de vacunación para ingresar los negocios, no tendrán otra opción que cumplir la ley.

En la publicación se puede ver una imagen del logo del pub y la leyenda “Vacunado o no vacunado, todos son bienvenidos en el Grand Hotel Healesville”.

Rápidamente la publicación recibió miles de comentarios y fue compartido miles de veces.

Como era de esperarse muchos de los comentarios fueron a favor de la decisión del pub y muchos otros se mostraron en contra.

Un usuario comentó “Gracias por apoyar a todos y no crear división”, agregando “Vas a ser un pub muy concurrido”.

Otro usuario hizo este comentario “Bien por ustedes chicos. Es un placer ver que no todos están discriminando a aquellos que optaron por no tener un jab. Absolutamente estaré allí para apoyar su increíble negocio”.

Otro comentario de apoyo dice “Gracias por estar en el lado correcto de la historia”.

A su vez, algunos usuarios mostraron su descontento

Uno comentó “Su elección, amigo, pero aquí hay un patito que no se detendrá en su casa, y estoy sugiriendo que cambiará de opinión en diciembre”.

Hubo otro comentario en la misma dirección “Este es un pub que definitivamente no visitaré”.

El pub reafirmó su postura con otra publicación en la que explicaron más su forma de pensar.

Primero se mostraron sorprendidos por la repercusión de la publicación que habían realizado.

“ Bueno, ¡no esperábamos que ese post se hiciera viral!”

Luego explicaron que no son antivacunas pero que no van a discriminar a la gente en base a la decisión que tomen.

“Sólo queremos que sepáis que no somos antivacunas ni no creyentes en la vacuna. Creemos en que la gente tome la decisión correcta para ellos y no vamos a discriminar a aquellos que, por cualquier razón, decidan no vacunarse”.

Y por último aclararon que si se vuelve obligatorio el uso de pasaporte de vacunación, harán lo que dicte la ley.

“El post era simplemente para decir que cuando finalmente podamos abrir, no discriminaremos a nadie. Sin embargo, si la ley cambia y se convierte en obligatorio entrar en un negocio con un pasaporte, entonces no tendremos otra opción y nos atendremos a la ley”.

Cabe señalar que las publicaciones de Grand Hotel Healesville se dieron luego de que el Primer Ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews, anunciara que la libertad de los habitantes será definida por el acceso a la vacuna contra el Covid o virus PCCh (Partido Comunista de China).

Así, los ciudadanos vacunados podrán salir del bloqueo en un futuro próximo, mientras que a los que no se apliquen el medicamento se les negará el tratamiento médico, la capacidad de trabajar, de ir de compras, asistir a eventos y participar en la economía en general, de acuerdo con una entrevista publicada por YouTube.

 

En Australia, las políticas de aislamiento son dictadas principalmente por cada uno de los estados, que muestran uniformidad en cuanto al establecimiento de las mismas.

Al parecer, las autoridades esperan que hacia finales de este año lograrán una cobertura del 80% de la población vacunada, y a partir de entonces relajarían las restricciones. 

No obstante, también tiene previsto que quienes no se sometan a la vacunación sufrirán consecuencias como las que menciona el primer ministro de Victoria, Andrews.

Por otro lado, los resultados de la campaña de vacunación mundial señalan que el mayor porcentaje de las personas que resultan enfermas del Covid se encuentra entre quienes recibieron las dos dosis recomendadas para la mayoría de las marcas, arrojando dudas sobre el éxito de los planes del gobierno australiano al respecto.

Sebastian Arcusin – Monsviridis.com