Redacción MonsviridisUn grupo de 28 mercenarios extranjeros, fueron identificados como parte del grupo comando que provocó el asesintato del presidente haitiano Jovenel Moïse a comienzos de esta semana. De los 28 ya hay 17 que fueron detenidos mientras que 3 fueron asesinados en enfrentamientos con la policía. Entre los detenidos se encuentran varios soldados colombianos retirados y al menos dos estadounidenses.

Después de un tiroteo el jueves 8 de julio en la capital, Puerto Príncipe, 17 hombres fueron detenidos, varios de los cuales en la casa que estaban usando como guarida, otros después de ingresar al complejo diplomático de Taiwán, reportó la BBC News.

Según los reportes, las fuerzas policiales que intervinieron en el operativo mataron a 3 sospechosos y todavía buscan activamente a otros 8.

Durante la jornada del jueves, los sospechosos arrestados, ensangrentados y golpeados, fueron exhibidos a los medios de comunicación, junto con un montón de armas incautadas.

Aún no está claro quién habría sido la cabeza que organizó el ataque y persiguiendo que  objetivos.

Las primeras declaraciones policiales tras el operativo, indicaron que el escuadrón que atacó al presidente incluía principalmente a colombianos, muchos de los cuales eran soldados retirados, y al menos a dos haitiano-estadounidenses.

Entre las pertenencias incautadas a los sospechosos se encontraron armas de fuego, pilas de billetes de dólares estadounidenses, la chequera personal del presidente difunto y el servidor que contenía imágenes de cámaras de vigilancia de la casa donde fue asesinado, informó el periódico Le Nouvelliste.

Según reportaron los medios locales, varios grupos de civiles enojados por la situación se habrían unido en la búsqueda de los sospechosos armados y ayudaron a la policía a localizar a algunos que se escondían entre los matorrales. La multitud prendió fuego a tres de los coches de los sospechosos destruyendo pruebas que  podrían haber sido valiosas para la investigación.

“Los haitianos estamos consternados, no lo aceptamos”, dijo un hombre a la agencia de noticias AFP. “Estamos dispuestos a ayudar porque necesitamos saber quién está detrás de esto, sus nombres, sus antecedentes para que la justicia pueda hacer su trabajo”.

El jefe de policía a cargo del operativo, Léon Charles, fue entrevistado en el momento de las detenciones y el tumulto de la gente y se concentró en pedir calma y en pedirle al público que no intente hacer justicia por mano propia instando a los presentes a dejar hacer ese trabajo a los profesionales.

Le recomendamos: TRUMP IMPARABLE: DENUNCIÓ a las Big Tech y EXIGIÓ el CESE INMEDIATO de la CENSURA

videoinfo__video2.Monsviridis.com||22dc00cbb__

Ad will display in 09 seconds

Durante la conferencia de prensa, la policía mostró a los periodistas presentes pasaportes colombianos. “Los extranjeros vinieron a nuestro país para matar al presidente”, dijo Charles, mientras los sospechosos se sentaban en el piso detrás de él esposados.

Dos de los detenidos tienen nacionalidad estadounidense y fueron identificados como James Solages, de 35 años, oriundo de Florida y Joseph Vincent, ambos declararon que estaban allí como traductores para los mercenarios, luego de haber encontrado el trabajo a través de una búsqueda laboral online. 

“La misión era arrestar al presidente Jovenel Moïse … y no matarlo”, aseguró el juez interviniente Clément Noël a Le Nouvelliste.

Por su lado, el diario colombiano El Tiempo dijo que había visto documentos confidenciales que nombraban a los sospechosos colombianos. La investigación del artículo sugiere que cuatro de ellos volaron desde Colombia a República Dominicana el 4 de junio.

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, murió después de un brutal ataque a tiros contra él y su esposa, la primera dama, Martine Moïse. Esta última sobrevivió luego de ser hospitalizada rápidamente. 

El primer ministro interino, Claude Joseph, aseguró que el orden público en el país está bajo control, con el apoyo de las autoridades, incluida la Policía Nacional. Los hechos ocurrieron en la residencia del presidente durante la noche del 6 al 7 de julio. 

Moïse gobernaba el país desde 2018, luego de asumir el poder por decreto, sin que se establecieran las elecciones populares establecidas y sin que tampoco se hubiera determinado la duración de su administración.

Andrés Vacca – Monsviridis.com