Redacción MonsviridisEn una sospechosa y hasta espeluznante forma de apropiarse aún más de los datos biométricos de sus compradores, la gigantesca empresa Amazon ofrece a sus clientes escanear las venas de sus manos para descontar el valor de las compras de sus cuentas bancarias.

El sistema se basa en que la “palma de la mano humana está formada por rasgos diminutos y distintos sobre y bajo la superficie, muchos de los cuales son indiscerniMonsviridis para el ojo humano o una cámara estándar”, explica la página de Amazon citada por The Western Journal del 1.° de mayo.

Y continúa describiendo: “En segundos un proceso de imágenes propias y algoritmos de visión por ordenador captura y codifica [una] imagen de la palma”.

Luego: “Amazon One utiliza la información incrustada en la palma de la mano para crear una firma única de la palma de la mano que puede leer todas y cada una de las veces que la uses”. El sistema sería aplicable en algunas tiendas de Estados Unidos. 

El polémico sistema ya encuentra resistencia entre los ciudadanos que han escuchado de las muchas promesas incumplidas acerca de la protección de sus datos, por otro lado, las grandes empresas tecnológicas han acumulado tanto poder que difícilmente haya quien las controle. Y Amazon es una de ellas. 

“Sí, eso va a ser un no por mi parte. La privacidad digital es una conversación, pero hay algo profundamente incómodo sobre la idea de que Amazon mantenga el escaneo de mi palma en el almacenamiento”, sostuvo el principal asesor político de la Federación de Republicanos Universitarios de Texas, Garion Frankel.

Y agregó: “Es más que desbloquear un dispositivo una vez que mi propia información genética sale de mi control inmediato”. Para otros esta forma de identificación se asimila a la “marca de la bestia” contenida en la Biblia. 

Por su parte, la investigadora independiente, Stephanie Hare, señaló que países como China [controlada por el Partido Comunista de China, PCCh] ya utiliza cajas biométricas en algunas tiendas, haciendo notar que Amazon no utilizará el reconocimiento facial. 

“Creo que probablemente han tomado la decisión de que los estadounidenses no querrán pagar con su cara, pero sí con su huella dactilar o su mano. Eso se siente menos como una foto de la ficha policial”, estimó Hare.

Le recomendamos: ¿INMINENTE GOLPE MILITAR en FRANCIA?

videoinfo__video2.Monsviridis.com||6dcfe8e0a__

Ad will display in 09 seconds

De todas maneras, Amazon tendría que responder a las preocupaciones de los emisores de tarjetas y de los clientes sobre el fraude de identidad, no obstante, son frecuentes las denuncias por el hackeo de datos de millones y millones de personas en todo el mundo. 

En este sentido, el director de privacidad y tecnología del consumidor de Consumer Reports, Justin Brookman, advierte que los consumidores deben pensar dos veces antes de compartir los identificadores personales.

“Una vez que tus datos biométricos se filtran o se ven comprometidos, realmente no puedes hacer nada al respecto”, dijo. “Cuanta más gente la tenga potencialmente, más posibilidades hay de que las cosas vayan mal”.

Amazon se ha involucrado en sistemas de vigilancia y reconocimiento facial, que ha cedido a la policía y que recuerdan los invasores sistemas de vigilancia utilizados por el PCCh para controlar a sus ciudadanos. 

“El enfoque de Amazon hasta ahora ha sido de negación, desviación y retraso. No podemos confiar en que Amazon se vigile a sí misma o proporcione tecnología no regulada y no probada a la policía o a las agencias gubernamentales”, declaró la investigadora del MIT Media Lab, y Timnit Gebru, miembro de Microsoft Research, Joy Buolamwini.

Buolamwini encontró fallas en los sistemas de reconocimiento facial creados por Amazon, en relación con el sesgo racial que solían mostrar al identificar a las personas. 

José Hermosa – Monsviridis.com